De acuerdo a un estudio privado, cayó 2% en el tercer trimestre del año,
con respecto al mismo periodo del año pasado, y registró así su primera
baja en 2018.

“El acumulado de julio, agosto y septiembre es el primer trimestre completo post-devaluación con aceleración de inflación donde visualizamos de forma más clara la reacción de los hogares argentinos”, sostuvo Federico Filipponi, director comercial de Kantar Worldpanel, la consultora que elaboró el informe Consumer Insights.

Al respecto, explicó: “No hay una única realidad, cada nivel socio-económico reacciona distinto; por ejemplo, el nivel Bajo Superior marcó el pulso -este último trimestre- al caer seis por ciento”.

(Fuente: Télam)