CON FUERTES RECHAZOS Y ALGUNOS TIBIOS APOYOS A LA CONSTITUYENTE, VENEZUELA COPÓ EL ESCENARIO MUNDIAL

29

Países y organismos de todo el mundo se pronunciaron hoy contra el gobierno de Venezuela, que también concitó la adhesión del pequeño grupo de aliados regionales históricos, a raíz de las elecciones de constituyentes realizadas ayer y desconocidas por la oposición.
Entre las reacciones más drásticas, Estados Unidos impuso sanciones directas al presidente venezolano, Nicolás Maduro, y el Mercosur analiza la posibilidad de aplicar a su socio caribeño la cláusula democrática.
En tanto, la fiscal general de la República, la chavista disidente Luisa Ortega Díaz, dijo que desconocía la elección de “la inmoral constituyente” por ser una “ambición dictatorial” del presidente Nicolás Maduro y vinculó al gobierno con varios hechos de corrupción.
Estados Unidos dispuso el “congelamiento de todos los activos” que Maduro tenga en su jurisdicción y la prohibición de que los estadounidenses “traten con él”, por considerar “ilegítimas” las elecciones de ayer, informó el Departamento del Tesoro en un comunicado.
La semana pasada, la Casa Blanca había impuesto sanciones similares a 13 altas figuras del oficialismo venezolano, entre ellos el ministro de Interior y Justicia, general Néstor Reverol; la titular de la autoridad electoral, Tibisay Lucena, y el defensor del Pueblo, Tarek William Saab.
En tanto, el Mercosur evalúa la posibilidad de aplicar a Venezuela la llamada “cláusula democrática” prescripta por el Protocolo de Ushuaia, que contempla sanciones a los países miembros en los que se altere el orden democrático.
“No estamos lejos de aplicar la cláusula democrática; hoy en Venezuela no hay democracia”, dijo hoy el canciller de la Argentina, Jorge Faurie, a periodistas en Buenos Aires, y reveló que los socios del bloque serán convocados “con mucha brevedad” para resolver el caso.
El secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), Luis Almagro, afirmó en un comunicado que “desconoce la totalidad del proceso fraudulento” de la constituyente y acusó a Maduro de encabezar una “dictadura” que “asesina a la gente”.
Los comicios fueron cuestionados también por los gobiernos de Alemania, Francia, Italia y el Reino Unido, en Europa, y por los de la Argentina, Colombia, Costa Rica, Guatemala, Honduras, Panamá, Paraguay y Perú, en América latina. Varios de estos últimos dijeron que no reconocerán los resultados del proceso.
En cambio, fueron defendidos por Bolivia, El Salvador y Nicaragua, los principales aliados de Venezuela en la región, mientras que Ecuador emitió una declaración que no apoyó ni fustigó el proceso.
Dentro de Venezuela, Ortega Díaz, enfrentada a sus correligionarios chavistas del gobierno desde hace varios meses, potenció hoy el tono de sus declaraciones y sus denuncias.
“Me dirijo al país para desconocer el origen, proceso y presunto resultado de la inmoral constituyente presidencial”, dijo en conferencia de prensa y agregó que la iniciativa, surgida de la “ambición dictatorial” de Maduro, es “una burla al pueblo y a su soberanía”.
Ortega Díaz anunció que ordenó el inicio de una investigación penal sobre la constituyente porque “desde la convocatoria inconstitucional” de las elecciones de ayer “se violó el sagrado derecho a la soberanía”.
Sostuvo que “todo lo que ha ocasionado” el proceso de la constituyente, como “muertes, homicidios y extorsión de los funcionarios públicos” para procurar que los ciudadanos votaran, representan delitos de lesa humanidad. “Eso yo no puedo ni debo dejarlo impune”, subrayó.
La jefa de los fiscales indicó que ayer fueron asesinadas 10 personas en el contexto de las protestas antigubernamentales y su represión por tropas militares y policiales, y que desde principios de abril se registran por ese motivo 121 fallecidos y 1.958 heridos.
Asimismo, Ortega Díaz denunció que Venezuela pagó 30.000 millones de dólares a la cuestionada constructora brasileña Odebrecht por obras públicas inconclusas y aseguró que el Ministerio Público (MP) lleva 36.124 investigaciones por corrupción. “Este no es el proyecto de país que propuso Hugo Chávez”, advirtió.
En tanto, el chavismo celebró los comicios de ayer, en los que el Consejo Nacional Electoral (CNE) dijo que participaron más de 8 millones de ciudadanos, mientras la oposición sostuvo que sólo asistió a las urnas la cuarta parte de esa cifra.
El jefe de campaña del oficialismo, Jorge Rodríguez, dijo que fue la votación “más grande que ha sacado la revolución”, aunque la comparó con procesos electorales en los que, al revés de lo que sucedió ayer, el chavismo compitió en las urnas con opositores.
En la oposición, que mantuvo hoy los “trancazos” (bloqueos de calles y avenidas) en casi todo el país, el excandidato presidencial Henrique Capriles dijo que se sentía “muy optimista” porque “lo de ayer fue un fracaso histórico, la peor derrota sufrida por el oficialismo en su historia y en la historia del país”.