JURCA, la Cámara de Líneas Aéreas en Argentina, lamenta las cancelaciones y reprogramaciones de vuelos provocadas por la medida de fuerza dispuesta por la Confederación General de Trabajadores (CGT) para el Martes 25 de Septiembre.

“No es posible que siempre sean los pasajeros los que resultan rehenes de los gremios. Especialmente en una industria como la aerocomercial que tiene un alto efecto multiplicador en la economía nacional y regional”, dijo Felipe Baravalle, Director Ejecutivo de la entidad.

La medida de fuerza dispuesta por la CGT cuenta con la adhesión de los gremios Aeronáuticos, afectando la prestación del servicio, que incluye la carga y descarga de equipaje, la carga en los aviones, la asignación de mangas para el ascenso y descenso de los pasajeros y la limpieza de las aeronaves en tierra, entre otras responsabilidades. La empresa Intercargo no garantizó servicios mínimos en Ezeiza, como sí lo hicieron otros prestadores.

Las operaciones de la mayoría de las líneas aéreas que vuelan en la Argentina, tanto domésticas como internacionales, se encuentran fuertemente afectadas por esta circunstancia. Esto obligó a las empresas a cancelar y o reprogramar una gran cantidad de vuelos.

La situación tiene un impacto directo en el funcionamiento de las aerolíneas. Pero, por sobre todo, en la vida de los pasajeros. Todo ello agravado por la dificultad para llegar a sus puestos de aquellos trabajadores que no comparten esta forma de reclamo y mantienen su deseo de cumplir con sus obligaciones y contribuir al crecimiento del país.

“Es inaceptable que los gremios aeronáuticos afecten la operación de las líneas aéreas y sus pasajeros sin entender que cada uno de ellos contribuye diariamente al crecimiento de esta industria, creando nuevas fuentes de trabajo, invirtiendo en infraestructura, tecnología y capacitando a sus empleados con los más altos estándares internacionales.” dijo Felipe Baravalle, Director Ejecutivo de JURCA.

Este tipo de acciones unilaterales atentan contra la previsibilidad que necesita la industria aérea, en especial en un contexto de crecimiento y desarrollo del mercado aerocomercial, con el ingreso de nuevos competidores y la ejecución de importantes obras de infraestructura que estaban pendientes. “Instamos a los gremios y su personal a encontrar alternativas de reclamo que no aíslen a las ciudades del país ni a la Argentina del mundo. Esperamos que el conflicto actual se supere y se restablezcan los servicios a la brevedad. No puede ser que los pasajeros, tanto locales como extranjeros, sean los que siempre resultan rehenes de los gremios.” concluyó Baravalle.

Sobre JURCA: La Cámara de Compañías Aéreas en Argentina – JURCA, entidad formada en el año 1981, agrupa a más del 95% de las operaciones aerocomerciales regulares de aerolíneas nacionales y extranjeras. El objetivo principal de JURCA es promover un entorno empresarial y regulatorio que garantice un transporte aéreo seguro y eficiente que permita que la industria aerocomercial prospere estimulando el crecimiento económico a nivel local. Al trabajar con sus miembros en los ámbitos técnicos, regulatorios y políticos, JURCA lidera los esfuerzos de la industria para forjar políticas aerocomerciales cruciales, y apoya las medidas que mejoren la seguridad de la aviación y el desarrollo económico.