Pato Fuks, CEO de WeWork LATAM, dialogó ayer por la tarde con Ilan Sztulman, embajador de Israel en Argentina, sobre cómo su país se convirtió en una de las grandes potencias de innovación y ejemplo para el resto del mundo.

 

En la actualidad, Israel es el país con más emprendimientos per cápita del mundo en un contexto regional complejo. Según el Informe de Competitividad Global del Foro Económico Mundial 2016-2017, Israel es considerada la segunda nación más innovadora del mundo. Esto se ve reflejado en los números ya que tiene una startup por cada mil 844 habitantes.  ¿Cómo lo lograron? Al igual que en WeWork, creen en brindar oportunidades a sus habitantes para que puedan crecer y desarrollar sus propios proyectos.

 

En el piso 24 de la Torre Bellini, con una impactante vista a la ciudad, y delante de casi cien miembros que presenciaron la charla, el embajador explicó cómo funcionaba el modelo de negocio de su país. “Nosotros no contamos con recursos naturales como el agua, la tierra, el petróleo y es por ello que decidimos invertir en la capacidad humana en innovación y los seguiremos haciendo por los próximos 70 años”.

Esto puede verse en distintos ejemplos: desde un programa que promueve la enseñanza de herramientas tecnológicas en las  escuelas desde los niveles iniciales, hasta un sistema a través del cual cualquier ciudadano puede presentar sus proyectos de innovación para obtener financiación y mentoreo del Estado. ¿Un secreto? Por ley la Autoridad de la Innovación, el organismo a cargo,  no puede demorar más de dos semanas en responder y, si el proyecto es aprobado, además de obtener el 50% del financiamiento, se le asigna un lugar para trabajar y un tutor que lo ayudará en el desarrollo.

Ilan Sztulman destacó: “Nuestro objetivo es fomentar la creatividad y que la gente quiera probar hacer cosas nuevas. Si el proyecto funciona,  la empresa crece y luego devuelven el dinero prestado. En el caso contrario no hay problema, nosotros no tenemos límite. Es más, incentivamos a que pueden volver a intentarlo tantas veces como quieran porque creemos que ante el error se desarrollan mejores ideas”.

 

Por su parte Pato Fuks felicitó al representante diplomático y dijo que el modelo de negocios israelí es un ejemplo para el mundo y algo que busca emular WeWork.  Espera que la próxima vez que se reúnan, WeWork cuente con más emprendedores trabajando dentro de sus edificios.

“Es un honor para nosotros contar con la presencia del embajador de Israel en nuestras oficinas y que nos cuente sobre el progreso de su país. Brindo porque en un futuro todos nosotros podamos contar la misma historia”, afirmó el CEO de WeWork LATAM.