Actualmente, las empresas están experimentando un contexto de datos sinigual. Por un lado, se encuentran muy entusiasmadas con las nuevas tecnologías que esta explosión habilita, el Big Data, la Analítica, etc. Por el otro, conviven con un complejo escenario para poder gerenciar plataformas de almacenamiento de última generación.

Las compañías están ávidas de soluciones que las acompañen a tomar mejores decisiones, más asertivas, y a entender el contexto en el que viven. Todas hablan de inteligencia artificial, automatización, etc., no solo para ayudarlas en este camino sino también para que tomen decisiones por ellas mismas ante situaciones habituales, del día a día, más concretamente lo que llamamos automatización de tareas básicas.

Ayudar a gestionar y organizar los datos a partir de una infraestructura de almacenamiento moderna es fundamental para obtener su máximo potencial. Pero muchas veces surgen los primeros obstáculos: el tamaño de la organización o el estadio en el que se encuentra en el camino hacia la transformación digital.

Transformar las operaciones del centro de datos no es una tarea sencilla. Sin embargo, hoy todas las empresas (grandes, chicas y medianas) que busquen una modernización que abarque infraestructura, protección de datos, operaciones y procesos, están ante una gran oportunidad.

Un sistema de almacenamiento de última generación para todo tipo de empresas

Contar con mejoras tecnológicas de vanguardia, que aún no tienen competencia en el mercado, representa un valor agregado importantísimo; marca una gran diferencia, porque permite hacer cosas que antes no se podían. En este sentido, implementar un sistema de almacenamiento de última generación único en el mercado potencia los beneficios.

La consolidación es otro de ellos. Muchas empresas están pensando en reemplazar los storages más pequeños con una diversificación de consolas para gestionarlo. Pero, esto trae una complejidad administrativa importante, cuando en realidad debe ser algo sencillo de administrar. Para esto, se necesita una máquina que realmente lo soporte, y una plataforma de estas características lo hace posible.

De hecho, Hitachi Vantara tuvo su primer caso de uso en Brasil cuando un cliente le pidió un equipo que pudiera concentrar el funcionamiento de 3 o 4 plataformas al mismo tiempo con determinadas características y una prueba de concepto para demostrar que todo funcione. Todos los requerimientos se pudieron cumplir, aun en los ambientes más críticos donde hay hasta 3 equipos interconectados entre sí que mantienen copias cruzadas automatizadas a gran distancia para asegurar una operación sin interrupciones. Esto fue posible con una plataforma que aún no había salido a la venta, pero calificó frente a otras soluciones porque pudo sustentar las operaciones más críticas que pueda requerir una empresa que depende de sus datos para generar dinero. Además de demostrar que, si el cliente quiere algo, incluso se puede hacer antes de que lo compre.

Desde el punto de vista de la tecnología, un sistema de almacenamiento de este tipo está pensado para todo tipo de iniciativas que las empresas imaginen o tengan en su estrategia, que hasta ahora no podían llevar adelante porque la infraestructura que tenían no estaba preparada para ello.

Rubros como Banca, Petróleo, Aerolíneas, Gobierno, y otras industrias que dependen de la informática para su producción, suelen ser los mercados con mayor receptividad. Sin embargo, no son los únicos. Este sistema de almacenamiento está diseñado para ser adoptado por todo tipo de organizaciones. De hecho, nace muy chiquito y puede crecer hasta convertirse en muy grande, lo que lo hace sumamente atractivo para empresas que aún no se han animado a tener una plataforma empresarial.

Plataforma Virtual de Storage VSP 5000

Hitachi Vantara ha lanzado recientemente al mercado esta plataforma que combina Hardware + Software en una solución que le ayuda al cliente a tomar decisiones basadas en inteligencia artificial para disminuir la complejidad en la operación. VSP 5000 establece un nuevo estándar en Enterprise Storage. Sus principales características son:

  • Rapidez: 1.4 x más rápido que los principales competidores.
  • Desempeño: supera a cualquier otra plataforma que haya en el mercado, con hasta 70 microsegundos de latencia, 21 millones de IOPS y escalabilidad masiva hasta 69 petabytes.
  • Deduplicación y compresión de datos inteligente de hasta 4:1 sin impacto en el rendimiento, lo que reduce los costos de almacenamiento.
  • Automatización: gestión automatizada de los recursos basada en Machine Learning e inteligencia artificial, con análisis predictivo, para ayudar en la toma de decisiones y en la automatización de todas las tareas operativas, desde las básicas y repetitivas hasta las más complejas.
  • Disponibilidad: tiene la mejor resiliencia del mercado con 99,999999% de disponibilidad en su infraestructura y además cuenta con la legendaria garantía del 100% de disponibilidad de acceso a los datos. Es una plataforma empresarial, verdaderamente pensada para operar siempre.
  • Menor costo: es una plataforma de vanguardia optimizada para tecnología NVMe y Storage Class Memory, pero a diferencia de otras ofertas del mercado, permite usar concurrentemente otros medios de almacenamiento más económicos, otorgando al cliente la libertad de elección sobre su estrategia y su presupuesto. Así, puede adoptar gradualmente las nuevas tecnologías, sin necesidad de cambiar de plataforma.
  • Poco espacio: respondiendo a los requerimientos de nuestros clientes para minimizar la huella en el centro de datos, se ha prestado muchísima atención en reducir el consumo energético, de aire acondicionado y el espacio necesario para operar. La configuración completa NVMe que desarrolla el máximo desempeño ocupa apenas 1,25 racks.