Cómo grandes marcas se vuelcan a la venta online

123

 El COVID-19 produjo grandes cambios en los hábitos de compra de los consumidores, debido principalmente al aislamiento, la imposibilidad de visitar los puntos de venta físicos y la disponibilidad de los productos. Anteriormente, algunas grandes compañías, llegaban a sus clientes a través de distribuidores, y hoy, se puede decir, que llegan de forma directa en muchos casos. La pandemia que se está viviendo aceleró el proceso de transformación digital de estas grandes empresas, que igualmente ya venían trabajando bajo esta dinámica.

En este contexto, MOOVA, la plataforma que capta la capacidad ociosa de diversos actores de la logística para ofrecer soluciones de entregas de última milla eficientes, le permite a las compañías ofrecer, por primera vez, servicios de entrega directa al domicilio del consumidor.

“Desde Moova facilitamos la logística de grandes marcas que desde comienzo de año vienen trabajando en sus plataformas propias de venta directa. La coyuntura favoreció altamente este tipo de iniciativas, sumado a que la gente percibe confianza y seguridad al comprar directamente al fabricante”, detalla Antonio Migliore, CEO de Moova.

Con su vuelco a la venta directa, muchas empresas no solo tuvieron que resolver la logística de entrega sino también adaptarse a la era digital y mejorar la experiencia del consumidor a través de la web, incluyendo las principales plataformas de redes sociales, publicando y generando contenido de calidad que los acerque a sus consumidores.

 

Muchas de las empresas que realizan e-commerce de venta directa, bajo este panorama, comenzaron sus proyectos con una idea innovadora, perfeccionaron su producto y transformaron digitalmente su negocio con el tiempo. En algunos casos crearon alianzas con otras marcas, punto que también es una opción para aumentar las ventas en estos canales. Concretar acciones con influencers, y elegir embajadores de la marca para ayudarlo a obtener un mayor alcance y atraer nuevos fanáticos, también ayuda ante esta situación.

Vender a través de marketplaces o plataformas de e-commerce propias, whatsapp, Instagram y contactos telefónicas es una realidad que llegó para quedarse. Y aunque es difícil reemplazar la experiencia presencial, resolver las entregas de la manera más sencilla y rápida posible, es fundamental para lograr diferenciarse. En este sentido, Moova permite conectar a vendedores y compradores con entregas flexibles y accesibles, para convertirse en la herramienta tecnológica que resuelve los principales problemas de la logística en esta nueva realidad.

El modelo direct-to-consumer, como se lo llama en Estados Unidos, está convirtiéndose en tendencia a nivel global. Cada vez son más las marcas que detectan los beneficios de esta modalidad de negocios y desarrollan sus propios canales de comunicación y venta directa con sus consumidores. La pandemia y el boom del ecommerce colaboraron para que empresas argentinas y de la región sigan la tendencia que es cada vez más fuerte en Estados Unidos y en Europa.

“Las marcas se están moviendo en entornos cada vez más dinámicos, que cambian las prioridades de los consumidores y generan desafíos permanentes en el área de logística”, explica Migliore. “Entregar los productos en tiempo y forma es fundamental en modelos de negocios como el retail, pero lo es aún más en la venta directa, donde cumplir los plazos definidos es la promesa de valor de las compañías”, continúa.

MOOVA funciona como un agregador de empresas de logística que registran su flota y utilizan la plataforma para realizar entregas de última milla aprovechando su capacidad ociosa. Cada transportista registrado es un MOOVER, y puede realizar entregas en bicicleta, moto, auto o camioneta. MOOVA recibe solicitudes de envío durante el día y utiliza un sistema de optimización en tiempo real que permite realizar rutas de entregas de la manera más eficiente, a través de algoritmos que contemplan ubicación de los puntos de entregas, tamaños de los bultos enviados, capacidad de cada MOOVER, entre otras cosas.

La empresa, creada en el año 2018 por los argentinos Antonio Migliore y Marcos Detry recibió una primera inversión del mismo fondo que invirtió en Uber y Rappi, y en poco más un año de operación ya cubre 7 plazas en 5 países de LATAM. Adicionalmente recibió inversión de Alaya Capital y Kalei Ventures, dos fondos con presencia en Latinoamérica.