COLOMBIA LE RESPONDE A EE.UU Y DICE QUE “NADIE” DEBE AMENAZARLO POR LA LUCHA CONTRA LAS DROGAS

31

El gobierno colombiano afirmó hoy que nadie debe amenazarlo por su lucha contra las drogas, en respuesta a las advertencias que el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, formuló ayer al señalar que “consideró muy seriamente” la posibilidad de “descertificar” a la administración de Juan Manuel Santos por supuestamente incumplir sus compromisos internacionales en la lucha contra el narcotráfico.
“Colombia es sin lugar a dudas el país que más ha combatido las drogas y más éxitos ha tenido en este frente. Nadie tiene que amenazarnos para enfrentar este desafío”, manifestó el gobierno en un comunicado divulgado hoy.
En el mensaje, el gobierno recuerda que durante más de 30 años “Colombia ha demostrado su compromiso, pagando un muy alto costo en vidas humanas, con la superación del problema de las drogas”.
Además, puntualiza que “en el marco de la cooperación judicial, se han extraditado a 1.020 personas vinculadas con esos delitos, de las cuales 821 a los Estados Unidos. Nunca se ha bajado la guardia contra las organizaciones criminales”.
El comunicado sostiene también que “el problema de las drogas es complejo y no se limita a la cocaína” y ejemplifica este argumento utilizando datos de los Estados Unidos, donde “por cada dos muertes causadas por sobredosis de cocaína, hay cinco por sobredosis de opiáceos y heroína”.
A la vez, remarca que “en materia de interdicción, por cada 44 toneladas de cocaína que se incautan en Colombia, en la frontera sur los Estados Unidos decomisan una tonelada”.
En un memorándum enviado ayer al secretario de Estado, Rex Tillerson, Trump identificó a 22 países, en su mayoría latinoamericanos y caribeños, como grandes productores o plataformas para el tráfico de drogas.
En esa lista de países, que “no refleja necesariamente los esfuerzos antidrogas de sus Gobiernos o el nivel de cooperación con EEUU”, el gobierno estadounidense incluye a Colombia entre otras naciones latinoamericanas y asiáticas.
El anuncio de Trump marcó el más serio deterioro de las relaciones bilaterales entre ambos países en casi dos décadas y profundizó una advertencia en el mismo sentido que ayer mismo hizo su secretario adjunto de Estado, William Brownfield, quien dijo que el presidente Santos había concentrado sus esfuerzos en el proceso de paz con las FARC y no en atacar a los cultivos ilícitos.
“Colombia reitera hoy nuevamente ese compromiso y subraya su disposición a seguir cooperando con los países consumidores para superar este flagelo”, agrega el texto del gobierno de Santos difundido hoy, citado por la agencia EFE.
En su comunicado, el Ejecutivo colombiano asegura que en los últimos siete años sus resultados “son contundentes” y señala que desde 2010 a la fecha se han incautado más de 1.621 toneladas de cocaína pura.
“Solo en 2016 fueron 362 toneladas y en lo corrido del 2017 van 275 toneladas. De igual manera, se han centrado los esfuerzos en atacar los ingresos del tráfico de estupefacientes”, agrega entre otros datos presentados.
Recuerda además que la meta combinada es de eliminar 100.000 hectáreas y que por cuenta del proceso de paz, el país tiene “una oportunidad única para superar de manera definitiva ese problema y no dejará que se pierda”.
En marzo pasado, un informe de la Oficina de Política Nacional para el Control de Drogas de la Casa Blanca (Ondcp por sus siglas en inglés) reveló que en Colombia hay 188.000 hectáreas cultivadas con coca y puede producir al año 700 toneladas de cocaína,
Otro estudio de ese mes de la Junta Internacional de Fiscalización de Estupefacientes (JIFE) de las Naciones Unidas indicó por su parte que la superficie dedicada al cultivo de coca aumentó en Colombia desde las 69.000 hectáreas de 2014 a las 96.000 de 2016, un 39 por ciento más.