Los choferes de la Línea 60 de colectivos continuaban de paro esta mañana en reclamo de un aumento salarial, la reincorporación de trabajadores despedidos y mejoras en las condiciones de trabajo.

La medida de fuerza se inició de manera sorpresiva ayer, a las 17:00, y afecta a más de 250 mil pasajeros que diariamente utilizan los numerosos ramales de la empresa Micro Ómnibus Norte S.A.
(MONSA), que unen la Capital Federal con los partidos bonaerenses de Tigre y Escobar.

En principio, el paro se extendería hasta este martes, según el resultado de la reunión que los trabajadores tienen pautada en el Ministerio de Trabajo.

(Fuente: NA)