COINCIDEN EN REPUDIAR LAS AGRESIONES A PERIODISTAS TRAS LA MARCHA POR SANTIAGO MALDONADO

26
El periodista Fabián Rubino repudió hoy las agresiones que él y otros periodistas sufrieron el domingo, por las que responsabilizó a un grupo minúsculo que irrumpió con violencia cuando se desconcentraba la multitud que acudió al acto en Plaza de Mayo al cumplirse dos meses de la desaparición del joven Santiago Maldonado.
El hecho fue repudiado también por el ministro de Justicia, Germán Garavano, y por los sindicatos Argentino de Televisión, Telecomunicaciones, Servicios Audiovisuales, Interactivos y de Datos (Satsaid) y de Trabajadores de Prensa de Buenos Aires (Sipreba).
“Nunca me gustó victimizarme, creo que lo más importantes es la noticia y lo más importante de ayer fue la movilización”, dijo Rubino a Télam Radio.
“No pueden pasarnos estas cosas: que vengan cinco, diez o veinte forajidos e instalen un caos en una movilización que fue masiva. Es grave, porque no nos da seguridad a nadie: ni a la gente para movilizarse ni a nosotros para trabajar”, subrayó.
Rubino, del canal de noticias A24, se preguntó “de dónde viene esta gente, si son infiltrados (…), porque es gente que, hasta yo diría, no estaba en la marcha. Vino especialmente para causar este estrago y detonar dos bombas molotov al costado de la Catedral”.
Por su parte, el ministro Garavano destacó la gravedad de una agresión que adjudicó a “un grupo muy minúsculo” y que, “se focalizó en periodistas y medios de prensa”, por lo que dijo esperar que “en estas horas” la Justicia avance en la identificación de los agresores y en “la prosecución de los procesos penales”.
En la investigación del caso interviene la fiscal Lorena San Marco, a cargo de la Fiscalía penal, contravencional y de faltas 19 de la ciudad de Buenos Aires, quien “ya tomó medidas de prueba para disponer del testimonio tanto de los afectados como de algunos testigos clave”, según informó esta tarde en un comunicado.
La investigación pone el foco en las circunstancias y los responsables de las agresiones que sufrieron los periodistas pero también contempla el daño sufrido por un equipo de filmación.
La fiscal ordenó también la recolección de evidencia registrada por las cámaras de los medios que cubrían la marcha y de sistemas de seguridad de edificios particulares y del Gobierno de la Ciudad.
Al margen de la actuación judicial, poco después de cometidas las agresiones, el Sipreba había expresado ayer en twitter su “enérgico repudio a los violentos que atacan a trabajarxs de prensa y nuestra solidaridad con los compañeros agredidos”.
El Satsaid se solidarizó también con “los compañeros agredidos de Crónica TV, C5N, A24 y TN durante la cobertura de las movilizaciones que se llevaron a cabo ayer por la aparición con vida de Santiago Maldonado, a dos meses de su desaparición forzada”.
“Las agresiones fueron perpetradas en la Ciudad de Buenos Aires y en El Bolsón por un grupo de personas que hasta el momento no fueron detenidas ni identificadas por las autoridades, situación que resulta llamativa y altamente preocupante”, añadió en un comunicado.
Sobre este último aspecto, Rubino declaró a esta agencia que “la imagen de uno de los agresores está en todos lados”, se preguntó “si está detenido” y sostuvo que “alguien nos tiene que dar las respuestas”.
Consultado sobre si había recibido llamados del ámbito gubernamental o policial, contestó que no y que por eso se sentía “mucho más solo”, ya que, si bien lo acompañan sus allegados, “eso no alcanza porque vos necesitás que alguien venga y se preocupe por vos o al menos te de garantías para seguir trabajando”.