CINCO AÑOS DE CÁRCEL PARA UN EX VICEMINISTRO COLOMBIANO POR EL CASO ODEBRECHT

41
El ex viceministro de Transporte de Colombia Gabriel García Morales fue condenado hoy a cinco años y dos meses de prisión luego de haber aceptado que recibió 5,5 millones de dólares de coima para beneficiar a la constructora multinacional brasileña Odebrecht.
La pena del ex funcionario durante el gobierno de Alvaro Uribe (2002-2010) será de cumplimiento efectivo, pese a la colaboración que ofreció el ex funcionario, dado que para el Estado su delito es “muy grave”.
“Tras la imposición de la sentencia, Gabriel García Morales deberá cumplir la sentencia en establecimiento carcelario”, indicó el Juzgado 31 Penal del Circuito de Conocimiento, en el fallo que comenta la agencia de noticias DPA
El ex viceministro firmó un preacuerdo con la Fiscalía por los delitos de cohecho e interés indebido en la celebración de contratos, por lo que recibió una rebaja del 50 por ciento en su condena.
García Morales va a completar un año detenido y se convirtió en el primer funcionario público de más alto nivel en ser condenado en Colombia por el escándalo de corrupción que empañó a la multinacional Odebrecht.
En forma adicional a su condena, García Morales tendrá una inhabilidad para ejercer cargos públicos por seis años y una multa de 89 salarios mínimos mensuales colombianos (unos 21.000 dólares).
En agosto pasado, la justicia decidió enviar a prisión al ex presidente de la Corporación Financiera Colombiana José Melo, una empresa privada de servicios financieros, investigado por los mismos delitos de García Morales.
El Juzgado indicó en esa oportunidad que Melo “acordó los pagos y la manera como se realizaría la transacción del dinero utilizando cuentas bancarias en el extranjero a fin que llegaran a las manos del ex viceministro de Transporte Gabriel García Morales”.
Las primeras personas en ser detenidas por este caso en enero fueron el ex senador Otto Bula y García Morales.También están detenidos el senador Bernardo Elías y varios contratistas.
El caso Odebrecht contempla la investigación sobre pago de sobornos a gobiernos en 12 países, con el fin de obtener beneficios en contrataciones estatales.