La reactivación general de la industria en el segundo semestre permitió los servicios de logística empresaria cerrar con balance positivo 2017, afirmaron empresarios del sector, que esperan consolidar este año el crecimiento de la actividad.
El presidente de la Federación Argentina de Entidades Empresarias del Autotransporte de Cargas (Fadeeac), Daniel Indart, sostuvo que “el 2017 pudo ser un año bisagra para el sector” y remarcó que “se empezó a notar en el segundo semestre en algunas modalidades de tráfico signos de reactivación”.
El empresario evaluó que “si esta señales se consolidaran y se extendieran a otros tráficos, podrían considerarse el punto de partida para la recuperación”.
“Esperamos que 2018 consolide la reactivación y la transforme en un constante crecimiento de todos los tráficos del sector. Esperamos también que la reforma impositiva alivie el peso de los gravámenes que, en el nivel municipal, provincial y nacional, recaen sobre el transporte de cargas y la logística”, indicó Indart.
El presidente del Grupo Logístico Andreani, Oscar Andreani, explicó que “en 2017 nos enfrentamos a una disminución en la actividad de muchos de nuestros clientes y costos sostenidamente altos, como consecuencia de las tasas de financiación y el aumento de la presión impositiva, a nivel provincial y municipal”, pero destacó que “el balance es positivo porque hemos concluido inversiones que nos proyectan al futuro”.
“En 2018 los volúmenes serán estables en los segmentos de farmacia, tecnología, máquinas y herramientas, móviles y bancos. En comercio electrónico esperamos importantes crecimientos de volúmenes”, afirmó Andreani.
El gerente general de DHL Express, Alejandro Jasiukiewicz, afirmó que “el balance del año es muy positivo, ya que las ventas aumentaron en doble dígito con respecto al 2016”, y añadió que la empresa aumentó “10 por ciento la dotación de personal y las inversiones fueron importantes en términos de infraestructura y tecnología”.
“Las expectativas para 2018 son excelentes. Los proyectos principales están enfocados en desarrollar el mercado de pymes exportadoras. Las perspectivas a futuro son muy buenas y estamos preparados para capitalizar al máximo las oportunidades que se están generando en este nuevo contexto de apertura a los mercados internacionales”, remarcó Jasiukiewicz.
El gerente general de Plaza Logística, Eduardo Bastitta, subrayó que 2017 fue “un gran año”, ya que la empresa lanzó “el plan de inversión de 210 millones de dólares hasta 2019”, y añadió que también volvió “a la senda del crecimiento” y pudo ver “cómo los mercados se fueron reactivando”.
“El año próximo continuaremos con el plan que implica la creación de 3.800 puestos de trabajo directo, de los cuales 2.000 son en obras y 1.800 en operaciones logísticas e industriales; el desarrollo de cuatro parques logísticos nuevos y la construcción de 300.000 metros cuadrados”, precisó Bastitta.
El director ejecutivo de Tasa Logística, Gabriel Beltramino, destacó que “el aumento constante de los costos y la ardua tarea de trasladarlo a precios han sido los principales obstáculos del año”, y subrayó que “la inflación es un tema muy preocupante porque genera fuerte presión salarial y aumentos de precios en nuestras principales variables: combustibles, repuestos y seguridad”.
“Los pronósticos indican que la economía crecerá durante 2018 y, a partir de ahí, el consumo se recuperará. Siguiendo está lógica, nuestra expectativa es seguir desarrollándonos en todos los sentidos, entendiendo también que esto traerá aparejado un aumento de costos inevitable”, estimó Beltramino.
El gerente general de DT Logística, Jorge Busato, afirmó que “el balance fue positivo no solo en lo referente a volumen y diversidad de negocios sino también en gran cantidad de mejoras a nivel de procesos en pos de ganar eficiencia”, y precisó que la empresa realizó “inversiones cercanas a los 10 millones de peso y adquirió 6 camiones 0 km”.
“Para 2018 tenemos expectativas de crecimiento y ampliación de negocios. Nuevas inversiones referentes a renovación de flota y mejoras edilicias en el centro de distribución. Las perspectivas son buenas en términos de incorporación de nuevos negocios. A pesar de seguir operando en un contexto inflacionario, aunque más controlado, se espera crecimiento en el sector y en la compañía”, concluyó Busato.