Las fricciones comerciales entre Estados Unidos y China recrudecieron hoy después de que un funcionario chino de alto rango anunciara que Beijing adoptará las “medidas necesarias” para responder a la decisión estadounidense de imponer aranceles antidumping a láminas de aluminio.
“China tomará las medidas necesarias para defender sus intereses en respuesta a las malas prácticas de Estados Unidos”, advirtió Wang Hejun, responsable de investigación comercial del Ministerio chino de Comercio, en un comunicado difundido online que dio a conocer la agencia de noticias DPA.
Según Wang, la decisión estadounidense “daña gravemente los intereses de los exportadores chinos de láminas de aluminio.
El Departamento de Comercio estadounidense recomendó el martes aumentar los derechos de importación para láminas de aluminio procedentes de China al considerar que sus precios son injustamente bajos debido a las subvenciones otorgadas por el Gobierno chino.
El Departamento de Comercio en Washington dijo que los exportadores chinos están vendiendo láminas de aluminio en Estados Unidos a precios que son entre un 49 y un 106 por ciento inferiores a su nivel justo y están recibiendo subvenciones estatales equivalentes a entre un 17 y un 81 por ciento del valor de los productos.
Se prevé que la Comisión de Comercio Internacional de Estados Unidos tome en marzo una decisión definitiva sobre la disputa. Estados Unidos importó en 2016 láminas de aluminio chinas por un valor estimado de unos 389 millones de dólares.