El gobierno chileno concretó este jueves una nueva expulsión masiva de extranjeros con antecedentes penales o condenas, con el traslado hasta la frontera de 69 bolivianos y ocho peruanos.

La medida se suma a la expulsión hace una semana de 51 colombianos que tenían antecedentes penales.

“Estas expulsiones son todas por orden judicial, más del 90% de ellos tiene una condena por distintos delitos asociados a la ley de drogas”, dijo a periodistas el subsecretario del Interior, Rodrigo Ubilla.

Al igual que la semana anterior, el operativo se realizó de madrugada y fue transmitido por los principales canales de la televisión local.

(Fuente: NA)