La ex presidenta Cristina Fernández de Kirchner pidió autorización judicial para no concurrir el lunes a la nueva audiencia del juicio por el supuesto direccionamiento de la obra pública.


En tanto, el juez Claudio Bonadio volvió de su licencia e inició los trámites para elevar a debate oral la causa por el hallazgo de documentos históricos en la vivienda de la ex mandataria en El Calafate.

 
La actual senadora nacional le pidió al Tribunal Oral Federal (TOF) 2, que la juzga por el supuesto direccionamiento de la obra pública vial en Santa Cruz, no asistir al debate el lunes próximo ni en lo que resta de las audiencias de lectura de los requerimientos de acusación fiscal.

(Fuente: Télam)