CASO MALDONADO: EL DEFENSOR OFICIAL DE ESQUEL DIJO QUE “LA HIPÓTESIS CON MÁS FUERZA” APUNTA A GENDARMERÍA

18

El defensor oficial de Esquel, Fernando Machado, quien actúa en el caso de la desaparición de Santiago Maldonado, sostuvo hoy que “la hipótesis que flota el en aire con más fuerza” está enfocada en la actuación de Gendarmería Nacional.
“La hipótesis que flota en el aire con más fuerza es ésa”, respondió el funcionario judicial al ser consultado por radio La Red sobre si Maldonado había sido capturado por Gendarmería Nacional el 1 de agosto pasado durante un operativo en los territorios de la comunidad mapuche Pu Lof en Resistencia, provincia de Chubut.
Machado subrayó que “todas las versiones de los miembros de la comunidad indicarían que ese día personal de Gendarmería toma a Maldonado, lo carga a un vehículo y se lo lleva a algún lugar”, aunque aclaró que hasta el momento “son declaraciones de terceros y no de testigos directos porque tienen resistencia por temor a represalias”.
“Todavía no ha venido ningún miembro de la comunidad que dijo ‘yo fui quien lo vio'”, sostuvo el defensor oficial al observar que “la comunidad mapuche tiene aspectos culturales que el orden jurídico fija su respeto de acuerdo a las normas normas internacionales, pero esos aspectos se están destrabando para que puedan declarar”.
Sobre los rastrillajes en torno a la búsqueda de Maldonado, desmintió que no se pudieran haber efectuado y precisó que “los rastreos y los rastrillajes con perros se han hecho”.
“También ha podido ingresar la Prefectura Naval Argentina, y se ha podido dialogar con los integrantes de la comunidad en base a ciertas pautas, aunque no permitieron el uso de drones”, añadió.
“El rastreo del perro y las versiones establecen que Santiago corre hacia el río, que otra persona iba delante de él y le dice ‘vamos’ y que éste cruza, que el río tiene una profundidad de 1,5 metros o más, no tiene correntada y está trabado con troncos, y Prefectura dijo que si se hubiese ahogado, hubiese quedado atrapado entre los palos”, explicó al asegurar que “la hipótesis de ahogo es poco probable”.
“Descartando esa hipótesis, cobra mayor relevancia la que manifiestan los integrantes de la comunidad y existen pruebas como el recorrido del perro que lo testifican. Y también algunos aspectos como las camionetas (de Gendarmería) que estaban lavadas, el precinto de una de ellas roto, las camionetas que estaban en El Bolsón también”, detalló el defensor de Esquel.