CARROUSEL NO APTO PARA CARDÍACOS. LA SÚPER FINAL CON EL DIARIO DEL VIERNES.

24

Se suele decir, y no con poca razón, que con el diario del lunes somos todos sabios. Es cierto, pero en este caso, vaya a saber uno si por la importancia del evento o porque quiero consumir tiempo sin que se me dispare el stress, elegí escribir unas líneas sobre mi visión sobre este partido. sobre todos sobre las fortalezas de cada uno.

A priori es obvio que River sabe más a lo que juega, sus jugadores se mueven en el campo de un modo más coordinado. Los primeros 25 minutos en la bombonera fueron brillantes. Parecía una coreografía bien ensayada. Gran movilidad y precisión. Sólo faltó el gol ( gracias Rossi !! ).

A ese medio que presiona bien arriba y sale rápido, y desequilibra con el Pity y exige con Pratto en la continuidad, se le va a sumar Ponzio, un refuerzo de lujo.

Veremos cómo resuelve Gallardo la ausencia de Borré y de Scocco. Si el partido va al alargue, tener cantidad de jugadores de calidad puede ser importante. Ahí lo pueden sentir. Sobre todo el colombiano era muy importante presionando la salida. Y el ex Newells es un 9 de maniobra con un disparo temible ( los bosteros ya lo sufrimos ).

Las mejores armas de River son la mecanización de su pressing y el desequilibrio de Martínez.

Boca confía sobre todo en su poder de gol, que por añadidura es a lo que le temen los riverplatenses. Y razones no les falta. Tanto Wanchope como Benedetto son animales del gol. Uno más fuerte y oportunista ( Ábila ) y otro más técnico y de mejor remate de media distancia ( Pipa ). Ambos letales.

Los Mellizos tienen el gran desafío de acertar con el armado y con el planteo. En la Boca, el planteo del rival de jugar con 5 defensores, soltando a los laterales como misiles, lo complicó, dado que la vuelta de Pavón y Villa a veces era corriéndolos de atrás, de tal manera que se producía superioridad numérica millonaria del medio para adelante y Boca lo sufría.

Yo sacaría a Jara, que está muy bajo. Vendría muy bien la vitalidad de Buffarini, aún con sus apuros…

La vuelta de Andrada le viene bien, porque suele salir mejor en los centros que Rossi, y juega mejor con los pies a la hora de salir con pelota dominada ( aunque veremos si lo hacen o sacan largo para Wanchope y van a la segunda jugada ). Además el flaco es mejor atajando penales, escenario que no hay que descartar.

La pelota parada en contra y los centros cruzados son un tema a resolver para los xeneises.

Los Barros Schelotto tienen a varios con nivel para ayudar al equipo dada la baja de Pavón por lesión. Puede jugar con los dos tanques arriba, puede poner solo a Wancho  y sumar a Carlitos al medio, guardando al asesino serial de Benedetto para el segundo tiempo, o reforzar el medio con Cardona, de buena pegada y buenos antecedentes contra River. También tiene a Zárate o a Almendra, ambos de gran categoría. No le faltan fichas para jugar. Es hora de demostrar que están a la altura de la exigencia muchachos….

A priori ambos tienen con qué. River parece tener más, el Boca confiamos en nuestra punch en las áreas, y en la mística histórica, de la cual, en ésta oportunidad, es abanderado Carlitos Tevez, ni más ni  menos.

En todo caso, que increíble es tener esta final por delante. Todo el fútbol argentino ( y porqué no del mundo ), la disfruta.

Que gane el mejor. Ojalá sea Boca.

Esto es todo por ahora. Hasta luego.