CARROUSEL MUNDIALISTA. ARGENTINA AL ROJO VIVO.

A pesar de todos, gracias a todos.

En una semana caótica, donde hicieron un papelón de los más grandes de la historia de nuestro fútbol, al que solo le quedaba coronarse ( para mal ) con una eliminación en primera ronda, pararon la pelota, hicieron acuerdos mínimos entre los que se estaban matando, y armaron algo parecido a un equipo, para enfrentar un partido que era más difícil que una final, por todo lo que se venía si no lo ganaban.

Ya vendrá el tiempo de analizar lo que sucedió, por qué, y de intentar una refundación tan necesaria como inevitable. Ahora vayamos al partido.

Argentina si se planteó jugar a morir, atentos, solidarios, juntos, presionando y dejando la piel. Casi es tarde, pero por suerte no lo fue.

Dos jugadores que yo no hubiese puesto, tuvieron un buen partido ( lo cual no cambia lo que pienso al respecto ): Di María y Banega. Sobre todo en el primer tiempo.

Fideo dejó todo, defendió, generó algún desequilibrio, y se le notó que jugó con ganas de revancha.

Eber se hizo patrón, y le puso, a los 14 del primer tiempo, un pase largo exquisito ( porque no fue un pelotazo ) a Messi, y el enano volvió a ser mágico, como tantas veces en el Barsa. La bajó con el muslo, la adelantó con la zurda, lo justo, con sutileza y en el aire, ganó en velocidad, pero se le cerraba el ángulo, y le quedó para la boba, aunque en su caso no es tan boba ( ha hecho varios goles de derecha ). Y le metió una bomba cruzada imposible. GOLAZO. Se habían hecho cargo de la primera parte del trabajo: ponernos arriba.

Seguía metido argentina, presionando arriba. Mascherano lideraba la presión alta, todos acompañaban, y Otamendi y Rojo empujaban desde atrás haciendo que el equipo sea corto, y no de espacio para la contra de las flechas nigerianas.

Gran primer tiempo de Lio, que seguía participativo, metido, peleador también. Le puso una pelota a Pipita que el 9 no pudo empujar por nada, y metió un tiro libre precioso en el palo ( el arquero rival ayudó a que no entre rozándola con la punta de los dedos ), pero seguíamos sólo 1-0 y así vino el entre tiempo.

Recién empezaba el segundo tiempo. y vino un córner desde la derecha para Nigeria, y Mascherano que rodeó el torso de un adversario con ambos brazos, este giró, y cayó. Dio sensación de no ser penal, pero el gesto del jefecito era peligroso. El árbitro compró, el VAR avaló, y la cosa se complicó mal. Moses puso el 1-1.

Y como si fuese poco, en el intervalo habíamos averiguado que Islandia había peloteado a los suplentes de Croacia, y de casualidad no ganaba.

Y la selección empezó a sufrir. Un poco de cansancio, pero sobre todo algo de apuro, y de ansiedad, que generó un par de jugadas donde los africanos podían haberse puesto arriba. En la primera, Armani tapó un mano a mano bien parado ( por suerte el delantero no tenía el mejor ángulo ). En la segunda, Marcos Rojo quedó mano a mano con un nigeriano, en un centro, saltó, le erró el cabezazo, y la pelota le pegó en el brazo. La jugada siguió, y él estaba desacomodado, y el delantero le pegó de volea como mi abuela en ojotas cuando todos nos imaginábamos lo peor ( a quién no se le vino la volea de Rebic a la memoria ). Gracias a Dios !! Pero el VAR analizó la jugada y pidió al árbitro que revise la mano de Marcos. Por suerte dijo “acá nada ha pasado” y zafamos. Era tan penal como el de Mascherano. Para mí ninguno fue como para cobrar…

En cada salvada se nos iba un poco la vida pero al mismo tiempo nos renacía la esperanza. Lo único positivo era que Croacia se había puesto arriba: primero 1-0 y después 2-0, pero era un alivio casi imperceptible, marginal. El problema era que no llegábamos, y que el partido moría. Adentro Agüero y Pavón.

El 7 bravo desequilibró un par de veces, pero el partido era un caos y era difícil abstraerse del nerviosismo.

A los 80 minutos, desbordó Rojo, y el centro atrás le quedó al Pipita, mansa, para la zurda, de frente y con tiempo. Le entró abajo y la tiró a las nubes. Ahí se me cruzó por la cabeza que si argentina no seguía, otra vez iba a ser blanco de las bromas y de los reclamos. El karma seguía siendo tal. No iban a eliminar.

Pero había en la cancha un optimista del gol. Palermo ? No, otra vez Marcos Rojo. Pelota dividida de Mascherano a Pavón, Kichán la peleó, la ganó y habilitó bien a Mercado, que sacó un centro perfecto de primera, con rosca, al punto del penal. Y ahí llegaba, anticipando a su marcador ocasional, el central del Manchester United. Un creyente, un inconsciente en el buen sentido. Pero le venía para la boba. Igual que a Messi, e igual que a Higuaín. Por suerte hoy los zurdos le pegaban con la derecha como los dioses. Le pegó de aire y la puso al lado del palo. TREMENDO gol. Histórico. Sensacional. Argentina al ROJO VIVO !!!

A partir de ahí argentina se defendió con todo, con Messi como abanderado, no sólo para ponerla debajo de la suela sino para apretar a los defensores, tirarse al piso, y dejar la piel. Enorme actuación del 10. Dio muestras como pocas veces, de que quiere vender cara la derrota de argentina, que es la suya más que las de otros, como pasa con los número 1. Hoy, para mí, llegó el enano a Rusia.

A mí ya me habían eliminado los errores y los desatinos, pero por suerte argentina siguió adelante y va contra Francia ( empató con Dinamarca 0-0 y entró como primero ) el sábado a las 11. Durísimoooo. Pero al igual que antes de este partido, el concepto de que mientras hay vida, hay esperanza, aplica de nuevo.

Vamos argentina !!!!

Eso es todo por hoy, hasta mañana.