CARROUSEL DE COPAS. EL BARSA KO, PENALCITO REAL Y BOCA AGÓNICO

El Barsa le había ganado a la ida 4-1 a la Roma, con dos goles en contra de los tanos, pero había sufrido un gol de visitante. Nadie pensó que ese tanto recibido de local podía ser el problema que fue.

Los de Valverde se plantaron con algo de exceso de confianza en el Estadio Olímpico de Roma. Parecían convencidos de que los rivales no les podían hacer el daño necesario para comprometer el pasaje a la próxima ronda de la famosa ( y esquiva para el equipo catalán ) Champions League.

Pero los dirigidos por Di Francesco los presionaron bien arriba, achicando con sus defensores hasta más allá de mitad de la cancha por momentos, y de a poco les fueron minando la confianza, les fueron creando situaciones, y las fueron concretando una tras otra, sin darles lugar a la reacción.

Cuando se debe remontar un resultado tan adverso, es importante convertir rápido, y Dzeko lo hizo, a los 6 minutos del primer tiempo, aprovechando la endeblez física de Jodi Alba comparándola con la del 9, y una cierta candidez de Umtiti a la hora de ayudar al buen marcador izquierdo en ésa jugada. Siguieron dos más hasta un 3-0 que dejó afuera a los catalanes por el gol de visitante que parecía no tener importancia.

Nunca le pudo tomar la mano al partido el Barcelona, y ésta vez, el enano mágico no pudo rescatarlos. Duele. Era una de esas  en las que se espera que el talento y el carácter del líder se presenten más que nunca. Es un golpe duro para un equipo para el que ganar sólo la Liga no es suficiente. Si el Real; ganara ésta Champions, serían 4 de las últimas 5. Duro. Se vendrán replanteos ?

El Real también había ganado por 3 goles de visitante en Turín ante la Juventus. También, en alguna medida, se esperaba que en casa se floree ( en honor a su presidente… ), pero nada de ese sucedió. Los tanos querían que el escarmiento contra los españoles tronara en todos los frentes. Jugó súper concentrado la Vecchia Signora, y aprovechó la falta que le hizo al Madrid Sergio Ramos, capitán y símbolo. Es vital por lo que cabecea, pero también por lo que anticipa, empuja y transmite.

Con dos goles de Madzukic de cabeza, más un regalo de la casa ( gentileza de Keylor Navas ), el equipo turinés llevaba al Real a suplementario hasta que, en tiempo de descuento, un centro-pase de Kroos fue bajado de cabeza con gran categoría por Cristiano y cuando Lucas Vázquez se preparaba para pararla de pecho, Benatia llegó de atrás y mientras lo empujaba levamente por la espalda, con su pierna izquierda intentaba sacarle el balón del pecho. Penal ? Pareció leve, pero cobrable. Se desató el escándalo, expulsaron a Buffon por supuesto exceso verbal, y Ronaldo convirtió inapelablemente ante el arquero suplente. El portugués es de esos que ante esas chances no duda, y casi nunca falla. Como tantas otras veces, terminó sin camiseta haciendo su show en el banderín del corner. No siempre se lo merece, como cuando se hizo cargo del último penal en la Eurocopa que ganó con su Selección en un partido en el que no había existido, pero cuando le toca, fuiste.

Una pena lo de la Juve, pero dejaron su imagen por las nubes, y yo creo que muchos de los que dicen que el penal no fue, lo dicen en parte por la empatía que generó el partidazo que le hizo “el más pobre “al soberbio Rey de la Champions. Parte de eso me pasó a mí mismo creo. Me hubiese gustado que el penal sea más claro, o mejor dicho que no sea, pero eso es harina de otro costal. Sigue adelante el equipo de la Casa Blanca en la Copa de Campeones ( que no es la de Papel ). Como casi siempre. Veremos quién le toca adelante ahora luego del sorteo. Quedan Liverpool, Bayern, Roma.

El Manchester City iba ganando 1-0 ( con gol de Gabriel Jesus ) y le anularon un gol legítimo, pero el Liverpool se lo dio vuelta con goles de Salah y Firmino. El gran Pep y los millones de presupuesto del City esta vez  besaron la lona frente al mítico equipo de los REDs. Qué gran técnico que es también Jurgen Kloop, formador de ese Borussia Dortmund que fue sensación hace un par de años y que nos sacó la modorra del dominio del Bayern, ganó dos veces la Bundesliga, y la Copa de Alemania, llegando a la final de la Champions en la temporada 2012/2013, luego de eliminar al Madrid.

El Bayern pasó al Sevilla luego de un 0-0 de local, luego de haber ganado 2-1 de visitante.

Por estos lares, San Lorenzo comenzó su participación en la Sudamericana venciendo 1-0 al Atlético Mineiro, en estadio Pedro Bidegain del bajo flores. Se sobrepuso de la derrota por paliza frente a Godoy Cruz, con Gonzalo Rodríguez por Coloccini y con el veterano Mercier en el medio por Moyano. Tampoco fueron titulares Barrios y Reniero ( ingresó desde el banco ), quienes venían siendo de los mejores. Agradable sorpresa para el pueblo cuervo.

Boca fue a jugar de visitante contra Palmeiras en el Allianz Parque de Sao Paulo. EL local estaba golpeado luego de perder la final del Campeonato Paulista frente a su archirrival, el Corintians, pero de todas maneras era una visita de riesgo, frente al primero del grupo.

El Palmeiras jugó muy mal, y apenas inquietó al xeneise en dos oportunidades. El equipo de los mellizos estuvo aplomado y tranquilo, controlando la mayor parte del partido a su rival, y hasta siendo levemente superior. De todos modos el partido fue muy pobre, y Boca, que lo podía ganar, no tuvo la cuota de fútbol necesaria, en un partido opaco de casi todos a nivel individual. Revolearon mucho la pelota, a veces innecesariamente. El empate servía, pero un triunfo más…

Cuando el partido se moría ( 89 minutos clavados en el reloj ), una pifia tremenda de Jara ( no se autolesionó de milagro al tocar con el pie de apoyo la pelota, lo cual le hizo errar el rechazo con la otra ), la pelota derivó para el recién ingresado Guerra, centro exquisito con la cara externa de la derecha, y Keno que se anticipó a todos y enmudeció al pueblo boquense.

Pero últimamente Boca viene metiendo batacazos sobre los finales de los partidos, demostrando amor propio, un buen estado físico, y hasta algo de reservas extras en el terreno de lo anímico ( cosa de la que no pudo presumir mucho durante bastante tiempo ). Pelotazo para Pavón, otroa vez figura desequilibrante, sobre todo en el segundo tiempo, una pifia de un defensor que pagó la de Jara, y Pavón que encontró a Carlitos anticipando a todos y empujando al gol. Justo Tevez, ídolo del Corintians. Dolor al cuadrado.

Hasta ahí, sin hacer nada espectacular, había tenido un buen partido el Apache y le puede venir muy bien eso de haber sido el héroe, porque entre su salida polémica a China, y su bajo nivel de los últimos partidos, su relación con la mayoría de los hinchas se había “enfriado” y eso lo debe sentir alguien que disfruta mucho estar metido en el corazón bostero.

Ojalá siga por la buena senda, y se pueda poner aún mejor físicamente. Para el tipo de juego que él practica, la potencia y la explosión son vitales.

Una mala, la lesión de Goltz ( desgarro ), que le puede costar un dolor de cabeza en los últimos partidos de la Superliga al equipo. Ya se sabe que lo de Vergini, su suplente, es mucho más malo que bueno hasta ahora.

El domingo los xeneises visitan a Independiente, en un partido que promete y mucho. Y el miércoles próximo revancha en casa contra los Paulistas.

 

Saludos y hasta la próxima