CARROUSEL DE CHAMPIONS. EN UN PARTIDO BÁVARO, EL MADRID PASÓ A LA FINAL .

Luego de haber sido derrotado 2-1 en su casa, el Bayern fue a la casa del Real a buscar la hazaña. En el partido de ida había sido superior el equipo alemán, pero un pase atrás regalado le dio la chance a los madrileños de ganar un partido que no merecía ganar. Cosas de éste deporte. Los errores suceden…

El partido de vuelta no fue un partido, fue un partidazo. Tremendo. Por suerte era feriado y muchos lo pudieron ver en directo.

Nuevamente fue bastante superior el equipo bávaro, pero hubo un par de factores que le impidieron ganar con claridad el pase a la final: 1 ) No le cobraron 2 penales a favor muy claros. El primero de ellos, una mano de Marcelo alevosa, estando un metro adentro del área, y el segundo, un claro foul de Sergio Ramos a Lewandowski ( fue tanto o más penal que el que le dieron al Madrid contra la Juve en tiempo de descuento ). No es de ahora eso de ver que lo favorecen los referees. 2) Regalos propios: así como en el primer partido, el pase atrás que deja pasar el arquero de los germanos fue un blooper terrible. 3) Navas tapó muchas. Pero muchas en serio. 4) La suerte: ligan posta. Muchas pelotas rebotaron providencialmente en defensores ( es cierto que están ahí para eso ), y la mayoría de esos rebotes ( salvo la del primer gol ) favorecieron a los dirigidos por Zidane.

No vamos a decir que el Madrid, que va a jugar la 4ta final en las últimas 5 Champions tiene ese récord por los árbitros o de suerte, pero en ésta serie fue superado tácticamente por los contrarios. Una pena lo del Bayern. Merecía más. Pero en el fútbol vemos de éstas cosas a cada rato.

Veremos si pasa el Liverpool o la Roma. Me gustaría verlo a Kloop y a Salah enfrente del que parece ser el “dueño ” de la Copa de Campeones de Europa.

De todas maneras, más allá de todo, hemos podido ver y disfrutar un partido increíble, y duele ver el contraste con la mayoría de los que vemos por éstos lares. Es que don dinero vive lejos de acá…

Hasta la próxima,