CAPUTO: “LO QUE ME GUSTARÍA CAMBIAR ES LA DEPENDENCIA EXTERNA”

El ministro de Finanzas, Luis Caputo, sostuvo hoy que el país tiene “un mercado de capitales muy chico y es algo que necesariamente tiene que cambiar” y “ese es el desafío si queremos tener un crecimiento sostenido en los próximos 10 años”.
“¿Qué es lo que me gustaría cambiar? La dependencia externa. Nosotros queremos justamente fomentar el crecimiento del mercado de capitales y el sistema financiero en general para cada vez depender más de nuestro ahorro local, de nosotros mismos. Esa es una tarea que nos debemos”, sostuvo el ministro al brindar una conferencia de prensa a medios argentinos en el marco de la asamblea anual del Banco Mundial y del Fondo Monetario Internacional.
“Las metas fiscales sabemos siempre que las vamos a cumplir, con lo cual no es lo que para nosotros representa el mayor desafío. El tema es que si realmente querés crecer sostenidamente por los próximos 10 años, necesitás un sistema bancario y un mercado de capitales que se multiplique con respecto al que tenemos hoy”, detalló.
Para ejemplificar, el ministro dijo que “el sistema bancario y el mercado de capitales son las estaciones de servicio que cargan nafta a la inversión para que este crecimiento pueda ser sostenido por los próximos 10 años. Y ése es el verdadero desafío porque, en verdad, la peor de las herencias es haber recibido un país descapitalizado”.
Al ser consultado por los comentarios y devoluciones que recibe de sus pares de otros países y de la comunidad internacional en general sobre la Argentina, Caputo señaló que “el optimismo es muy grande porque ahora hay evidencia empírica de que las cosas están funcionando”.
“Cuando arrancamos este proyecto eran todas medidas importantes o urgentes que teníamos que tomar para empezar a crecer. Hoy eso está pasando ya y lo más importante ya lo está sintiendo la gente”, agregó en referencia a lo que recibe de los ciudadanos cuando los visita en los timbreos que realiza el gobierno.
En lo que hace al entorno de las reuniones anuales del FMI, “acá se ve más el camino que tomaste, en Argentina cuenta mucho mas la velocidad o si hay algún atajo, acá se valora mucho más que no te desvíes, es lo que tratamos de transmitir. Estamos yendo por el camino correcto. Los atajos siempre han terminado en Argentina en que te pierdas, o fundas el auto, por ir a más velocidad de lo que podías”, concluyó.