CAPUTO INAUGURÓ EN WASHINGTON LA NOVENA REUNIÓN

El ministro de Finanzas, Luis Caputo, se pronunció en Washington a favor de “aprovechar el momento para consolidar el cambio social” y “para combatir la pobreza en la región”, al participar esta tarde en la inauguración de la novena Reunión de Ministros de Finanzas del Banco Interamericano de Desarrollo (BID).
“Sin reformas estructurales no podremos hacer que el bienestar conquistado por la población en la región en los últimos años se mantenga a largo plazo”, sostuvo el ministro y agregó que “para ganar mercado en el comercio mundial y ser competitivos” es necesario “invertir” y tener “un sistema financiero dinámico y fuerte”.
Caputo, a cargo de abrir el encuentro en su calidad de presidente temporal del cuerpo, mencionó que en la región hay “importantes déficits que corregir, de inversión en infraestructura, educativo y de escala en los sistemas financieros pero sin duda la más importante de todas las deudas es la social y de inclusión”.
“Los problemas de nuestras economías son comunes y la cooperación e integración deben ser parte de la solución”, aseveró el ministro ante un auditorio compuesto por representantes de 25 países de la región reunidos en una de las salas principales de la sede del BID.
En su discurso, Caputo se refirió al organismo multilateral como uno de los “mejores aliados estratégicos en la agenda emprendida para normalizar la economía” en Argentina, que ya lleva “casi dos años recuperando la confianza del mundo, haciendo el trabajo que hay que hacer para ser una economía predecible, atractiva para invertir y con crecimiento sostenido”.
En ese marco, dijo que en el país se están creando “condiciones de previsibilidad suficiente como para construir una alianza confiable entre el sector público y el privado con los proyectos de Participación Público y Privada (PPP) que impulsen la infraestructura necesaria respetando la disciplina fiscal”.
De la sesión de apertura, participaron también el presidente del BID, el colombiano Luis Alberto Moreno; el subdirector gerente del Fondo Monetario Internacional (FMI), Mitsuhiro Furusawa; el vicepresidente del Banco Mundial, Jorge Familiar, y el subsecretario del Tesoro de Estados Unidos, David Malpass.
En su primer día de actividad en Washington, adonde llegó para participar de la Asamblea Anual del FMI y el BM, el ministro de Finanzas argentino mantuvo además una reuniones con el secretario del Tesoro norteamericano, Steven Mnuchin, y con otros pares de países de América Latina, en las que analizó la crisis política y económica de Venezuela y su impacto en la región.