CAPRILES: “CUALQUIER PROCESO DE DIÁLOGO EN VENEZUELA DEBE SER ACOMPAÑADO POR GOBIERNOS DE AMÉRICA LATINA Y EUROPA”

19

Henrique Capriles Radonski, uno de las máximos referentes de la oposición venezolana, aseguró que el diálogo en Venezuela es posible, pero que debe contar “con acompañamiento internacional”, con un rol protagónico de los “gobiernos de América Latina y la Unión Europea” y llegar a una “negociación o acuerdo absolutamente transparente”.
Capriles sale de la lucha electoral de Venezuela, en donde escaló posiciones en los últimos 19 años. Diputado, alcalde, gobernador, candidato presidencial dos veces. Arañó, en 2013, la primera magistratura nacional en unas controvertidas elecciones en las que asegura que le ganó a Nicolás Maduro, sucesor del fallecido Hugo Chávez.
En abril de este año fue inhabilitado políticamente por 15 años por la Contraloría General de Venezuela, por presuntas irregularidades administrativas en su gestión como gobernador del estado Miranda. Esto implica que no puede presentarse a elecciones de ningún tipo. La revancha para las presidenciales de 2018 está suspendida.
“No puedo autoinhabilitarme y dejar de hacer política. Yo seguiré en las calles del país y apuesto a una salida electoral a la crisis. Debemos (la oposición) participar en las elecciones regionales de octubre de 2017. No tengo problema en levantarle la mano a algún candidato. Tenemos que votar para que esto cambie”, destacó.
En una ronda de preguntas y respuestas con medios internacionales, de la que participó Télam, Capriles recordó que “las elecciones regionales estaban pautadas para diciembre de 2016, los venezolanos estamos luchando contra un autogolpe continuado. Hay una ruptura del orden constitucional y esta es una elección que está en la Constitución. No quiere decir que con esta elección se acabó el golpe (…) las elecciones no son fraudulentas y el gobierno puede querer hacer fraude, pero nosotros tendremos gente en las mesas electorales y contar con organización. Yo creo que esta es una alcabala u obstáculo que debemos sortear, siempre poniendo la mirada en lo que nos va a permitir a los venezolanos salir de esta crisis económica y social.
-El ex jefe de gobierno de España, José Luis Rodríguez Zapatero, está en Venezuela y se reunió con el gobierno. ¿Hay posibilidad de que se retome el diálogo entre la oposición y el oficialismo?
-El ex presidente Zapatero debe tener bien claro lo que queremos los venezolanos. Si él viene a ayudar en lo que queremos tendrá una respuesta positiva del pueblo. Yo creo que para que en el país se dé un proceso de negociación y de acuerdos, no es Zapatero el garante o mediador. Nosotros vivimos su mediación (en diciembre de 2016) con unos resultados completamente negativos. No debemos olvidar que Venezuela no estaría en el estado en el que está si el año pasado se hubiese respetado a la Constitución y al referendo revocatorio. Cualquier proceso de este tipo debe contar con acompañamiento internacional y Zapatero no puede estar ahí, como un actor más. Deben ser gobiernos de América Latina, y de la Unión Europea. La negociación o el acuerdo debe ser absolutamente transparente y deben estar dirigidos a resolver la crisis que estamos viviendo los venezolanos, la peor de su historia.
-¿Qué opina de la propuesta de enjuiciar a dirigentes políticos de oposición por la Asamblea Nacional Constituyente por el presunto delito de traición a la patria y apoyar a las sanciones del gobierno de los Estados Unidos a Venezuela?
-La Constituyente fraudulenta ya cumplió un mes. Y no ha resuelto ningún problema. El hecho de que en este momento no haya movilizaciones en las calles de nuestro país no es por la Constituyente. Es un proceso de más de cuatro meses de lucha. Para mí es absolutamente normal que esto (las protestas) tengan un bajón. Pareciera que la única cartilla que ellos (el gobierno) tiene para mostrar es amenazas, es persecución. Es una comisión (de la verdad) que parece de los nazis y de los fascistas para perseguir a todo aquel que se oponga al gobierno. La ANC no solo no tiene el reconocimiento interno sino el internacional.
“La Constituyente -prosiguió- la crearon como un seguro de vida para los poderosos, para la cúpula de gobierno y fue el último cartucho que se jugó Maduro. La Constituyente para el gobierno, por más que quiera vender otra cosa, fue ponerse la soga al cuello porque ni la comunidad internacional ha cambiado, ni la crisis económica y social del país está mejorando, todo lo contrario”.
-¿Qué opina de las sanciones del gobierno de los Estados Unidos contra el de Venezuela?
-Las sanciones y las decisiones que se tomen en la comunidad internacional no solamente los Estados Unidos, América Latina y la Unión Europea responden, entre otras cosas por haber insistido en una Constituyente fraudulenta. Venezuela se está aislando cada día más (…) en el gobierno son tan descarados que argumentan que venían al país barcos con comida y medicinas, y que los devolvieron como consecuencia de las decisiones que ha tomado Estados Unidos; eso es completamente falso. La gente tiene cuatro años haciendo cola (filas) y con escasez de alimentos y medicinas.
– Usted hablaba de un bajón en cuanto a las protestas en intensidad, y en cuanto a liderazgo de la oposición. ¿No hay un bajón en el discurso, en el mensaje al pueblo venezolano?
– Yo creo que seguimos teniendo (en la oposición) un grave problema comunicacional, de explicarle a la gente, de argumentar cada una de las decisiones porque todo tiene razones. No son consignas, no es ir tapándose los ojos a ningún lado, yo creo que hay un grave problema comunicacional. Sin duda, es algo que hay que cambiar, porque este proceso dinámico tiene que estar sujeto a cambios permanentemente y pasar a la ofensiva. No podemos permitir que el aparato de propaganda del gobierno se imponga y que eso termine generando más desánimo en la gente. Tenemos el gran reto de levantar el ánimo, porque Venezuela tiene con qué recuperarse.
– ¿Hay un programa de gobierno estructurado por la oposición? ¿Hay alternativas para los más pobres, por ejemplo?
– Absolutamente, sí. No estará en el tapete y no se ve en la televisión, o se puede escuchar en la radio, pero ha sido presentado en innumerables oportunidades. Quizá hay que seguirlo recordando todos los días.
– El canciller Jorge Arreaza anunció el donativo de cinco millones de dólares para atender a damnificados en Houston, Texas, por el huracán Harvey.
– Es el colmo. Eso es demagogia, politiquería, es para tratar de mostrarle al mundo como si fuera un gobierno solidario, creo que el mundo tiene claro que a este gobierno no le importa ni los damnificados en Texas, ni le importa la vida de las personas. Aquí hay tres millones de venezolanos que comen de la basura, aquí hay miles de venezolanos que viven en viviendas de cartón, que están en condición de damnificados. Esto es pura demagogia, para mí esto es una señal más, que tenemos que seguir luchando y que tenemos que definitivamente lograr un cambio político en nuestro país para que más nunca ocurran burlas de este tipo.