CABRERA RESALTÓ EL APORTE DE LOS CENTROS DE PENSAMIENTO

22
El ministro de Producción, Francisco Cabrera, resaltó hoy “la importancia de los centros de pensamiento, de los que necesitamos su aporte al diálogo amplio para crecer de manera sostenible”, en la apertura de una de las actividades paralelas a la XI Conferencia Ministerial de la Organización Mundial del Comercio (OMC).
Cabrera inauguró las deliberaciones del encuentro “MC11 Think Track – Pensando en la gobernanza del comercio mundial para el siglo XXI: desafíos y oportunidades”, en el porteño Madero Hotel, a pocas cuadras del hotel Hilton, donde esta tarde se desarrollará la sesión de clausura de la Conferencia.
“Cuando se practica sobre reglas equitativas y repensando necesidades y particularidades de cada parte, el comercio es sinónimo de desarrollo”, dijo Cabrera.
El ministro advirtió, sin embargo, que “hoy el comercio enfrenta la amenaza del proteccionismo y existen razones que parecen impulsar estas barreras”.
Por un lado, dijo, “los beneficios del comercio no son percibidos por todos y en parte eso se debe a que muchos han quedado excluidos, mientras quienes sí están integrados no ven que sea el comercio el motor que los impulsa”.
“La segunda cuestión de fondo que impulsa el proteccionismo –consideró Cabrera- es que la economía está transformándose como nunca antes en la historia: la tecnología genera cambios y pone en riesgo millones de empleos, en especial los de menor calificación”.
Según el ministro, “la reacción instintiva ante esos dos desafíos es la de encerrarnos, tapiar nuestras puertas de entrada para que ningún peligro aceche, pero si hacemos eso vamos a ver el peligro el futuro de nuestros pueblos”.
Cabrera sostuvo que “está naciendo la cuarta revolución industrial”, y apeló a los participantes en el encuentro –académicos y miembros de centros de estudio- a “ayudarnos a entenderla”.
“Los Estados, consideró, debemos promover y preparar a las personas para que protagonicen el cambio y se beneficien de las transformaciones”.
El ministro advirtió que “las nuevas tecnologías no son la amenaza: Alemania, Corea del Sur o Suecia tienen los más altos índices de robotización y son los que tienen los mejores empleos industriales y pagan mejores salarios”.
Por lo tanto, agregó, “la productividad es la clave” y las políticas públicas, incluyendo las reglas para el multilateralismo comercial “serán fundamentales para que la generación de nuevo empleo de calidad sea lo más rápida posible y los costos de la transición los más bajos”.
Cabrera sostuvo que “frente a esas transformaciones hay que pensar sus impactos, consecuencias y alternativas”.
El ministro recordó luego el aporte realizado a Cambiemos por la Fundación Pensar, cuyo ex titular y hoy secretario de Comercio, Miguel Braun, disertará esta tarde en el mismo foro.
Cabrera confió en que la abundancia de recursos naturales y de talentos hará un lugar en el mundo para la Argentina, para así “sacar a millones de la pobreza a través de oportunidades en energía, minería, agroindustria, infraestructura, sectores de industria y servicios basados en conocimiento”.
El ministro recordó luego que “trajimos tres ideas a la OMC: primero, atender la creciente demanda del mundo por alimentos, con políticas para la agroindustria; luego, el desarrollo de las PyME, que generan dos de cada tres empleos pero tienen baja tasa de internacionalización”.
Por último, concluyó Cabera, se requiere “desarrollar el comercio electrónico y la economía del conocimiento, que ya en la actualidad, con o sin marcos institucionales, están generando los empleos de mayor valor agregado”.