CABRERA AFIRMÓ QUE EL RÉGIMEN DE IMPORTACIÓN DE BIENES DE CAPITAL ACELERARÁ LAS INVERSIONES EN VACA MUERTA

21

El ministro de Producción de la Nación, Francisco Cabrera, aseguró que el nuevo régimen especial de importación para bienes de capital usados, oficializado mediante el Decreto N°629, publicado hoy en el Boletín Oficial, es un medida que tiene el objetivo de mejorar la competitividad de las empresas petroleras y acelerar las inversiones en Vaca Muerta, con desarrollo de proveedores locales en un contexto de mayor actividad en desarrollo de hidrocarburos.
“Para acelerar las inversiones en Vaca muerta, el Gobierno creó un régimen especial de importación de bienes de capital”, destacó hoy el ministro de Producción en un comunicado que precisó que el Decreto presidencial “permitirá la importación de bienes de capital usados para la industria de petróleo y gas, focalizado en los equipos críticos para la puesta en producción de nuevos pozos”.
“Esta medida tiene el doble objetivo de mejorar la competitividad de las empresas petroleras y, al mismo tiempo, desarrollar proveedores locales en un contexto de mayor actividad en el sector”, afirmó el ministro de Producción, Francisco Cabrera, en referencia a lo dispuesto por el Decreto N° 629.
El Ministerio explicó que esta decisión “redujo los aranceles de importación al 0% para estas operaciones” y aclaró que “las operadoras y empresas de servicios petroleros que importen estos bienes deberán adquirir un porcentaje del valor importado a proveedores locales, cuando exista capacidad de provisión por parte de la industria argentina”.
El Ministerio de Producción ha estado trabajando con operadores, empresas de servicios petroleros y proveedores locales para mejorar la integración local de la cadena de valor.
“Mediante un decreto presidencial, el gobierno autorizó la importación de bienes de capital usados para la industria petrolera con un arancel del 0% para los equipos más críticos y del 7% para los complementarios, con el objetivo de acelerar las inversiones en la formación de Vaca Muerta y aprovechar el excedente internacional de bienes de capital de tecnología más avanzada, lo que permitirá mejorar el perfil de las inversiones locales”, amplió el Ministerio en el comunicado emitido esta mañana.
La medida prevé que, en caso de que exista capacidad de producción por parte de la industria argentina, los importadores adquieran bienes similares a proveedores locales en un plazo inferior a 2 años y por un porcentaje de entre el 15% y el 60% del valor importado, en función de la antigüedad de la maquinaria que ingresen al país bajo esta modalidad.
El Ministerio aclaró que “a mayor antigüedad, mayor porcentaje de compre argentino” y especificó que “los bienes importados no podrán tener una antigüedad mayor a los 10 años.
La decisión formalizada hoy a través del Boletín Oficial, había sido adelantada por el presidente Mauricio Macri en un evento con los principales ejecutivos de la industria petrolera en Houston, Estados Unidos, en abril de este año.
“La Argentina necesita entre US$ 6.500 y US$ 8.000 millones de inversión anual por lo próximos años para desarrollar Vaca Muerta y se espera que con esta medida, entre otras que se vienen instrumentando, dicho proceso se acelere”, explicó el Ministerio de Producción en el comunicado.
“Para atraer esta magnitud de capital tenemos que mejorar el costo de extracción de esos recursos que están hoy bajo tierra”, sostuvo el ministro de Producción, Francisco Cabrera.
Desde esta cartera se mantiene activa una “mesa de trabajo con proveedores locales”, en la que el Ministerio interactúa con operadores y empresas de servicios de la industria petrolera para que desarrollen proveedores locales y brinden al sector un horizonte de previsibilidad sobre el nivel de actividad previsto.
“Esto les permitirá a las pymes planificar mejor sus operaciones y trabajar en conjunto los aspectos de competitividad que requiere toda la cadena de valor”, amplió la información.
“Estamos trabajando con el sector con el Programa de Desarrollo de Proveedores (Prodepro) y el INTI para mejorar sus capacidades productivas y que tengan un mejor acceso al financiamiento”, afirmó el secretario de Industria, Martín Etchegoyen.
Entre otras medidas, buscan que las órdenes de compras puedan funcionar como garantías para financiamiento de capital de trabajo y mejora de la competitividad.