BUENOS AIRES ADHIRIÓ A LEY DE RIESGOS DEL TRABAJO

28

La provincia de Buenos Aires adhirió hoy a la Ley Nacional de Riesgos del Trabajo, que tiene como objetivo reducir el nivel de litigiosidad laboral.

La norma -sancionada esta mañana en el marco de una sesión especial de la Cámara de Senadores bonaerense- era reclamada por el sector empresario, las aseguradoras e incluso por el gobierno nacional y provincial.

Ese pedido fue explicitado tiempo atrás por el propio presidente Mauricio Macri y la gobernadora María Eugenia Vidal, por considerar que existe una “industria del juicio” que incrementa de manera considerable los costos laborales y resta competitividad a las empresas.

El 19 de mayo la propuesta fue aprobada en la Cámara de Diputados, pero luego quedó trabada en el Senado debido al rechazo de los bloques de la oposición, quienes plantearon que “va en contra de los derechos de los trabajadores” y que tiene por objetivo la “flexibilización laboral”.

Finalmente, la adhesión hoy se convirtió en ley durante una sesión en la que se votó nominalmente. El proyecto obtuvo 29 votos positivos y 16 en contra.

La aprobación de esta nueva norma generó diversas repercusiones. Desde la Unión Industrial de Provincia de Buenos Aires (UIPBA) celebraron la sanción del proyecto de adhesión a la ley nacional de Riesgos del Trabajo, y en tal sentido su presidente, Mario Gualtieri, remarcó que “es un paso muy importante para que las pymes bonaerenses puedan reducir los costos laborales no salariales que se producen por la alta litigiosidad que genera la industria del juicio”.

“Era muy necesario poder estar en igualdad de condiciones con las otras provincias en donde rige la ley que fue sancionada por consenso mayoritario en el Congreso a inicios de año, y que demostró en estos meses que benefició los acuerdos, la transparencia, y comenzó a dar previsibilidad a las pymes para poder retomar el camino del empleo”, sostuvo el titular de la UIPBA.

Por último remarcó que “se podrán realizar con mayor agilidad los reclamos por siniestros y las Pymes podrán tener previsilidad en el accionar judicial. “Todo esto generará, sin dudas, las condiciones para que existan nuevas ofertas de trabajo en le provincia de Buenos Aires”, enfatizó Gualtieri.

También desde el sector privado, en la Unión de Aseguradoras de Riesgos de Trabajo (UART) dijeron que “la Ley 27.348 es una herramienta para bajar la litigiosidad, que todavía sigue siendo elevada, pero somos muchos los que estamos trabajando para que baje”.

“El Estado, los empresarios, sindicatos y aseguradoras coincidimos en que la litigiosidad o conflictividad exacerbada no beneficia al trabajador ni a la generación de empleo de calidad”, agregó la UART.

También subrayaron que “las cifras han comenzado a reflejar frutos del esfuerzo realizado por todos y por cuarto mes consecutivo, las notificaciones de demandas contra las aseguradoras del riesgos del trabajo, son menores a las del mismo mes del año anterior. En noviembre se verificó una caída de 19% considerando todo el país. Este indicador marca, además, una mejora en la perspectiva trazada para la tasa de crecimiento esperada para este año, que ahora se ubica en torno al 5%”.

En ese marco, en la UART confían en que la adhesión de Buenos Aires “es un paso importante y una oportunidad para sumar a la provincia a la senda de la normalidad”.

En tanto, el Superintendente de Riesgos del Trabajo, Gustavo Morón, destacó “el valor positivo de las adhesiones alcanzadas hoy en la provincia de Buenos Aires a la nueva ley de riesgos del trabajo” y adjudicó este resultado a la “responsabilidad política y el consenso”.

“La experiencia en la ciudad de Buenos Aires muestra que el 90% de los trabajadores que deciden ir a una Comisión Médica, se va con su problema resuelto en 25 días. En un juicio tardaría entre cuatro y siete años para que se le reconozca su derecho a una indemnización justa”, agregó Morón.

En el recinto tras la aprobación de la ley, el senador de Cambiemos Lucas Fiorini expresó que “esta nefasta industria del juicio tiene un costo altísimo para empresarios y para el Estado” y relató que mientras en 2010 los juicios por accidentes o enfermedades notificados a las ART fueron 53.000, ese número ascendió a 120.000 en 2016.

“La provincia de Buenos Aires es la que tiene el triste récord de inicio de causas de la industria del juicio”, evaluó el legislador y consideró que “el nuevo sistema dará seguridad al trabajador y terminará con esta industria que tan cara le costó a la producción nacional”.

En tanto, el presidente del bloque oficialista, Roberto Costa, defendió la iniciativa al manifestar que “la provincia necesita esta ley imperiosamente”.

Por el lado de la oposición, el senador Darío Díaz Pérez (Partido Justicialista) rechazó la norma y expresó que “hay un hincapié excesivo sobre comisiones médicas, que no son órganos imparciales e independientes, y que vulnera derechos a la salud laboral de los trabajadores”.

“Somos peronistas, nuestro compromiso es con los trabajadores. Ninguna ley que ponga en riesgo la estabilidad de un solo trabajador contará con nuestra indiferencia o aprobación”, agregó el dirigente bonaerense.

En la misma línea, el senador Gervasio Bozzano, de Unidad Ciudadana-FpV, afirmó que la norma “le va a dar beneficios a un sector que no lo necesita y va a desproteger al eslabón más débil de la cadena, que son los trabajadores” y añadió que “esta ley es inconstitucional”.

La iniciativa plantea la adhesión de la Provincia a la Ley Nacional N° 27.348 que indica que el procedimiento ante las Comisiones Médicas será un paso administrativo que el empleado deberá realizar antes de concurrir a la Obra Social Sindical o iniciar una acción judicial contra el empleador.