Brasil registró en mayo un déficit fiscal primario de 126.600 millones de reales (unos US$ 23.100 millones), el mayor de la historia para un período mensual y 8 veces mayor que el registrado el mismo mes del año pasado, como consecuencia de los efectos económicos de la pandemia de coronavirus.


El Tesoro Nacional indicó en un comunicado que el gasto público creció más allá de lo esperado, a raíz de las líneas de socorro a personas físicas, bancos y empresas para enfrentar el impacto de la Covid-19.


El récord se registró en el déficit primario, es decir, sin considerar los gastos correspondientes a los intereses de deuda, frente al rojo anotado en mayo de 2019, de 14.700 millones de reales (US$ 2.689 millones).

(Fuente: Télam)