BRASIL ACUDIRÁ A LA OMC CONTRA LA PROHIBICIÓN DE LA UE A LA CARNE AVIAR DE ESE PAÍS

Brasil recurrirá a la Organización Mundial de Comercio (OMC) contra la decisión de la Unión Europea (UE) de prohibir las exportaciones de carne aviar por cuestiones sanitarias a 20 frigoríficos brasileños, entre ellos el gigante BRF, que ya anunció que reducirá sus actividades tras la medida.
El ministro de Agricultura de Brasil, Blairo Maggi, calculó que el embargo afectará 35% de las exportaciones brasileñas de carne de pollo.
Según Maggi, “esta no es una medida sanitaria, es una barrera comercial y vamos a acudir a la OMC”.
Los controles en las carnes brasileñas por parte de los europeos aumentaron luego de que el año pasado estalló el escándalo “Carne Débil”, con sobornos en las fiscalizaciones por parte de frigoríficos, lo que creó un aumento de la vigilancia de países compradores.
Según Maggi, si Brasil paga un impuesto de 1.024 euros por tonelada y exporta el pollo como carne in natura, no habrá restricciones.
La sanción de la UE apunta que se ha detectado un tipo de salmonella en envíos de frango brasileño que no están dentro de los estándares.
Brasil es el principal exportador de pollo y sus derivados.
El vicepresidente de la Asociación Brasileña de Proteína Animal (ABPA), Ricardo Santín, alertó sobre las consecuencias económicas.
“Como consecuencia, faltará carne en Europa y sobrará en Brasil. Con esto, los precios caerán en el mercado brasileño, con reducción de empleos, y se dispararán en el mercado externo”, dijo el dirigente empresarial.
Según la prensa brasileña, de los 20 los frigoríficos afectados, 12 pertenecen a BRF (Brasil Foods), el gigante mundial que produce las marcas Sadia y Perdigao.
“Podemos reducir el 30% la venta a Europa con esta medida”, dijo Santín.
BRF determinó vacaciones forzadas a 2.000 empleados en una planta en Paraná, en la ciudad de Toledo.