BONADIO LE NEGÓ LA EXCARCELACIÓN A TIMERMAN, QUIEN APELARÁ SU PROCESAMIENTO

15

El juez federal Claudio Bonadio le negó hoy la excarcelación al ex canciller Héctor Timerman en la causa por presunto encubrimiento del atentado a la AMIA, por lo que lo mantendrá en prisión domiciliara por su débil estado de salud.
El magistrado rechazó el pedido de la defensa de Timerman, pero lo autorizó abandonar su domicilio cada vez que sea necesario, tras ser autorizado por el juzgado para realizarse estudios y recibir tratamiento médico.
Tras la negativa del juez, los abogados del ex canciller apelarán mañana su procesamiento con prisión preventiva, algo que habían postergado con el objetivo de acortar los plazos de cara a un eventual juicio oral.
“Timerman podrá egresar de su domicilio para realizar los análisis, estudios y/o tratamientos médicos requeridos para su salud, mediando siempre autorización por parte de este juzgado”, sostuvo Bonadio a través de un fallo de 10 páginas.
Para acceder a la autorización del juzgado, Timerman “deberá aportar al comienzo de cada semana un cronograma con las vistas médicas programadas para ese período”, sostuvo el juez.
“En los casos que requiera asistencia médica urgente, deberá comunicar esa circunstancia a este juzgado de forma telefónica, siempre antes de egresar del domicilio, y en caso de no poder comunicarse con este Tribunal, podrá informar a la primera oportunidad que sea posible”, señaló.
El ex canciller padece cáncer y recibe un tratamiento que conjuga sesiones en Buenos Aires y otras en Nueva York, por lo cual sus abogados, Alejandro Rúa y Graciana Peñafort, habían presentado ayer un pedido para que se lo excarcelara.
“La prisión -aún domiciliaria- que se le ha dictado no puede mantenerse, puesto amén de no contener una motivación suficiente, tampoco resulta necesaria ni absolutamente indispensable ni estrictamente proporcional”, habían señalado.
Tras recibir la notificación de la negativa por parte del juez, Rúa le dijo a Télam que “ya que discutiendo sólo las cuestiones vinculadas con la arbitrariedad de la detención no obtuvimos respuesta, apelaremos mañana esta decisión, ahora sí con el procesamiento y la prisión preventiva”.
El ex canciller fue procesado, junto con la ex presidenta Cristina Kirchner y el ex secretario de Legal y Técnica de la Presidencia Carlos Zannini, como coautor del delito de “traición a la Patria” y de “encubrimiento agravado”.
El juez Bonadio los sindicó como promotores de una maniobra para dotar de impunidad a los ciudadanos iraníes acusados por el atentado a la AMIA, a través de la firma del Memorandum de Entendimiento entre Argentina e Irán.
El hecho había sido denunciado por el fallecido fiscal especial del caso AMIA, Alberto Nisman, el 14 de enero de 2015, cuatro días antes de ser encontrado muerto con un tiro en la cabeza en el baño del departamento que habitaba en Puerto Madero.
El atentado contra la AMIA ocurrió el 18 de julio de 1994 y dejó 85 muertos y cientos de heridos, tras lo cual se inició una investigación por la cual no hay en la actualidad ninguna persona detenida.