El presidente electo de Brasil, Jair Bolsonaro, prometió en Brasilia una transición “fluida” y dijo que mantendrá “muchas cosas” del gobierno del mandatario saliente Michel Temer, tras la primera reunión entre ambos desde la elección del candidato ultraderechista.

Temer invitó por su lado a Bolsonaro a acompañarlo en viajes internacionales hasta el fin de su mandato, como la cumbre del G20 a fines de este mes en Buenos Aires, aunque no se sabe si éste aceptará, debido a que todavía se recupera de una puñalada que recibió durante la campaña electoral y deberá pasar por una nueva cirugía.

Ambos ofrecieron declaraciones conjuntas a la prensa en el Palacio de Planalto.

Temer, que asumió el poder en mayo de 2016 tras el impeachment de su ex aliada de izquierda Dilma Rousseff, aseguró que la colaboración con Bolsonaro será “verdadera” y ofreció impulsar ante el Congreso proyectos que su sucesor considere prioritarios, antes del traspaso de funciones el 1 de enero.

(Fuente: NA)