El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, afirmó que quiere “una buena relación” con la Argentina y que le corresponderá a los cancilleres de ambos países acordar un encuentro con su par argentino, Alberto Fernández, debido a que no será posible una cumbre entre ambos el 1 de marzo en Montevideo, Uruguay, tal como había propuesto inicialmente el mandatario brasileño.


Una nueva fecha “dependerá de los dos cancilleres”, dijo Bolsonaro a periodistas que le preguntaron sobre la invitación a una reunión en Montevideo, que le hizo el mandatario brasileño a su par argentino, con motivo de la asunción de Luis Lacalle Pouy en Uruguay.


La propuesta había sido realizada por el brasileño el miércoles pasado al recibir al canciller Felipe Solá en el Palacio del Planalto, pero ese mismo día -el 1 de marzo- el presidente Fernández deberá abrir el nuevo período de sesiones ordinarias en el Congreso Nacional.

(Fuente: Télam)