BERNAUDO, CONFIADO EN OBTENER PROGRESOS EN LA OMC

19

El secretario de Agricultura de la Nación, Guillermo Bernaudo, confió hoy en que “el tema de alimentos tenga un progreso importante en su crecimiento comercial, a través de las herramientas de apertura de mercado”.
“El comercio marca el rumbo a la producción y distribución, por eso debe tener reglas claras y predecibles, y una visión de largo plazo donde se planteen sistemas productivos de alimentos que sean sostenibles”, sostuvo el funcionario.
Bernaudo hizo estas declaraciones al hablar en el MC11 Business Forum, que delibera en el CCK, en el marco de la XI Conferencia Ministerial de la Organización Mundial del Comercio (OMC).
“Lamentablemente el comercio agrícola ha tenido muchas interferencias y requiere reglas claras”, agregó el secretario, quien reemplazó al ministro Luis Etchevehere durante un panel que integraron Luis Pagani, de Arcor; Jesús Madrazo, presidente comercial de Monsanto; y Roberto Martínez, CEO para América Central y del Sur de PepsiCo.
Bernaudo instó a “reducir las restricciones no científicas: cualquier traba sanitaria o fitosanitaria tiene que estar fuertemente sostenida en la ciencia”.
Asimismo, alentó la “reducción de los subsidios y el manejo racional de los stocks públicos de alimentos, que pueden ser necesarios en casos de seguridad alimentaria, pero tienen que tener límites muy claros cuando influyen y alteran el comercio”.
“Sabemos que la reunión ministerial de Buenos Aires se está dando en un momento complejo del comercio internacional, pero esperamos que sea un paso adelante que marque un mojón más hacia un intercambio mundial de alimentos cada vez más abierto y más serio”, añadió.
El secretario consideró que “ese es el camino para que la producción pueda ir creciendo en los lugares donde es mayor la productividad”.
“Esperemos -dijo- que salgan documentos donde quede claro que los subsidios y las regulaciones excesivas no ayudan a la seguridad alimentaria; al revés de lo que a veces se piensa en un razonamiento simple, generan la disminución de la producción de alimentos: más subsidios menor producción”.
Según el funcionario, la agricultura argentina “ha podido demostrar al mundo cómo, siendo innovadora en el uso de tecnología y el cuidado del ambiente -sobre todo en materia de suelos, que va a ser uno de los temas que proponemos para la próxima reunión del G20- ha podido crecer en forma sostenible en la producción de alimentos”.
“Además, me parece muy importante destacar -remarcó Bernaudo- cómo en los dos últimos años, a través de la liberación del comercio que la Argentina tenía restringido, se ha generado una cosecha récord y la recuperación de cultivos tan importantes como el trigo”.
El secretario indicó: “Estamos pensando que el crecimiento de la población mundial en los próximos años va a ser de clases medias y la mayoría, más del 60%, ubicadas en Asia-Pacífico, con una demanda de alimentos creciente en volumen y calidad, y la sostenibilidad de esto necesita trabajar sobre las áreas de mayor productividad”.
“Nuestro país es capaz de producir para 400 millones de personas, pero tiene que multiplicar en esa escala creciente su producción, para lo cual necesitamos reglas claras de comercio y todas las herramientas que se están discutiendo en esta conferencia ministerial”, concluyó.