La transformación digital impacta en todas las industrias, y el sector asegurador no se queda atrás. Mediante lo que se conoce como “Auto Conectado”, hoy los usuarios pueden contratar un seguro que esté personalizado a su forma de uso del automóvil y de manejo, y así hacer un pago más eficiente. Además, tienen acceso a información útil, como sus consumos por trayectos, cómo influye la forma en que maneja con su consumo, o el estado de servicio del automóvil para saber si se necesita alguna acción preventiva para no incurrir posteriormente en mayores costos de reparaciones.

Los beneficios son múltiples, tanto para las compañías de seguros como para los asegurados. El asegurado logra una mejor gestión de los servicios, las reparaciones, y el consumo, y ajusta el costo a su uso, y la aseguradora tiene la posibilidad de brindar un servicio diferencial según el perfil, ofrecer promociones o beneficios en caso de que el asegurado cumpla con las expectativas, reducir el fraude relacionado con accidentes y generar un ecosistema de servicios y soluciones.

Estas son algunas de las ventajas de la transformación digital en el sector asegurador. No se trata de un tema menor ni futurista, sino que ya está ocurriendo en el país, y según un análisis de mercado, para el 2020, en Argentina se espera que haya más de 1 millón de autos conectados.