El Comando de Brigada de Monte V y efectivos del Regimiento de Infantería de Monte 28 utilizan en Salta vehículos terrestres y botes para realizar evacuaciones a vecinos de diferentes localidades luego de los anegamientos que provocó la crecida del Río Pilcomayo.

La ayuda abarca a Santa Victoria Este, Cruce Santa Victoria, Monte Carmelo, La Estrella y La Gracia.

A su vez, familias de la localidad de Fiambalá, en Catamarca, recibían asistencia de Gendarmería luego de haber quedado aisladas como consecuencia de las fuertes tormentas que se desarrollaron en la zona.

En la misma provincia, el Ejército utiliza un helicóptero Bell UH-1H para brindar apoyo a la localidad de Chumbicha, donde también se registraron inundaciones y aludes.

En Santa Fe, como consecuencia de las abundantes precipitaciones unas 160 personas permanecen evacuadas en los departamentos de Vera, 9 de Julio y General Obligado.

Mientras que los batallones de Ingenieros Anfibios 121 y de Ingenieros 1 trabajan para que los habitantes de las localidades de Cacique Ariacaiquín y Los Amores reciban alimentos, medicamentos, garrafas y elementos de primera necesidad provistos por el Ministerio de Salud y Desarrollo Social de la Nación, así como de dependencias provinciales.

En Colonia Teresa, departamento de San Javier, el Ejército construyó un puente mabey de 42 metros de largo para garantizar el tránsito vehicular sobre la Ruta Nacional N°1.

En tanto, en la provincia de Entre Ríos, más de un centenar de personas seguían hoy alojadas en instalaciones militares acondicionadas como albergues temporales en Concordia y Concepción del Uruguay.

Un depósito de las Fuerzas Armadas en Paraná funciona para el almacenamiento de víveres, colchones y elementos destinados a quienes debieron dejar sus hogares ante el desborde de arroyos.

Los pobladores de la localidad correntina de Libertador y de los parajes de Cuchillas y Paseo Galeana son asistidos por efectivos de la Brigada de Monte XII y el Batallón de Ingenieros de Monte 12.

Las principales tareas que realizan en la zona son el transporte de personas aisladas en zonas rurales, brindar asistencia sanitaria y distribuir alimentos y otros elementos necesarios ante la emergencia.

También personal del Ejército colabora con la distribución de alimentos a los evacuados en la localidad de Santa Sylvina, en la provincia de Chaco.

El secretario de Agroindustria, Luis Miguel Etchevehere, analizó hoy con el presidente de Coninagro, Carlos Iannizzotto, la ayuda que el Estado nacional le brindará a los productores alcanzados por la declaración de emergencia.

Todos los productores que cuenten con el certificado de emergencia van a poder acceder a las herramientas previstas por la ley y también a las medidas extraordinarias.

La Ley establece prórrogas especiales para los impuestos a las Ganancias, a la Ganancia Mínima Presunta y a los Bienes Personales.

También se determinó la suspensión del inicio de juicios de ejecución fiscal, el Senasa flexibilizó el traslado de hacienda y el Banco Nación dispuso una línea de créditos con tasa bonificada, entre otras prerrogativas.

En paralelo, continuaba la asistencia en Chubut, donde los incendios forestales que se registraban en Epuyén, Trevelin y Cerro Hilario fueron controlados gracias al trabajo conjunto del Servicio Nacional de Manejo del Fuego, bomberos locales y de la Policía Federal, integrantes de Defensa Civil y personal de la Administración de Parque Nacionales.

En las últimas semanas, el Gobierno nacional también asistió a las provincias de Río Negro, Neuquén y Buenos Aires ante la presencia de focos ígneos en zonas rurales.

Los operativos son coordinados por el Sistema Nacional de Gestión Integral del Riesgo (SINAGIR), alcanza también a aquellas provincias de la región sur que requieren colaboración del Estado Nacional para hacer frente a los incendios forestales declarados en los últimos días.