El gerente general de la tecnológica china Lenovo, Juan Martín, aseguró hoy que la quita de aranceles a la importación de equipos informáticos hizo crecer en un 59% el volumen del negocio de la compañía en Argentina.
“La baja de barreras a la importación hizo al mercado informático más dinámico y competitivo. Todos pudimos importar a precios más bajos y la demanda se incrementó”, declaró a Télam.
“Antes la estrategia del negocio en la industria informática era traer lo que se podía y vender” pero desde febrero de 2017 con la quita de aranceles “el volumen de negocio de usuarios finales creció 59%, con la venta de notebooks, computadoras y servidores”, indicó.
Martín señaló que los procesos de venta “no son fáciles” dado que “el 70% del ciclo de una orden de compra depende de la cadena de suministros y eso significa tener información desde el movimiento físico de la carga hasta la facturación”.
“Con la cantidad de dispositivos que compiten con las computadoras, como en el caso de los smartphones, la rentabilidad en vez de residir en el precio de los productos surge en la eficiencia del proceso”, apuntó.
Consideró además que la industria informática debe poner el acento “en el servicio, en el tiempo de respuesta al cliente y en la calidad del producto”.
Martín fue uno de los expositores el en foro que hoy organizó la Asociación Argentina de Logística Empresaria (Arlog) sobre temas del sector y carrera laboral en las empresas, como es el caso del gerente general de Lenovo.
El ejecutivo comenzó su carrera desde el puesto de encargado de la cadena de suministros (supply chain) de la compañía.
Señaló que cuando un cliente pregunta por una orden de compra o qué pasa con el producto que solicitó, hay que mejorar el servicio mediante sistemas de trazabilidad.
“Nadie quiere esperar por un producto más de tres días” subrayó al advertir que metodologías como las planillas de cálculo o los correos electrónicos “son una aberración” porque atrasan los procesos de logística y suministro.