Por José Calero (*).

Jaqueada por una fuerte crisis, la economía argentina arranca una “supersemana” con el intento de colocar bonos, el vencimiento de Lebac, la aprobación formal del FMI del acuerdo por U$S 50.000 millones y la definición de si el país vuelve a la categoría “emergente” para los mercados.

Todos son puntos clave para la marcha de la economía, golpeada por la disparada del dólar, la inminente recesión y la parálisis en la que caen sectores de la industria y el consumo.

Este lunes, el Tesoro intentará cosechar hasta U$S 4.000 millones con una licitación de títulos en pesos y en dólares, con la intención de descomprimir la demanda de divisas norteamericanas.

Un día después, el Banco Central, ya con Luis Caputo instalado al frente de la entidad “en comisión”, buscará renovar buena parte del vencimiento de Lebac por unos 530.000 millones de pesos de corto plazo.

El miércoles -feriado en la Argentina- el directorio del FMI aprobará formalmente el crédito y ordenará la primera transferencia, de 15.000 millones de dólares.

Ese mismo miércoles, la compañía MSCI (Morgan Stanley Capital Investment) -cuyos índices utilizan los fondos de inversión para decidir el destino del dinero- definirá si la Argentina se mantiene como economía de “frontera” o vuelve a ser mercado “emergente”.

(Fuente: NA)