La Argentina y China firmaron hoy los protocolos de carne bovina para la inclusión de carne enfriada con y sin hueso y congelada con hueso, y de productos pancreáticos para uso industrial, informó el Ministerio de Agroindustria.
En el marco de la gira internacional de la delegación argentina encabezada por el ministro Luis Etchevehere, se acordó además la reapertura de las exportaciones de semen y embriones bovinos y de equinos en pie, tras adecuarse las condiciones de acceso.
El titular de la cartera agroindustrial estuvo acompañado por el embajador argentino en China, Diego Guelar; el secretario de Alimentos y Bioeconomía, Andrés Murchison; la secretaria de Mercados Agroindustriales, Marisa Bircher; y el subsecretario de Relaciones Agroindustriales Internacionales, Maximiliano Moreno.
El Ministerio de Agroindustria, en conjunto con el Senasa, el Ministerio de Relaciones Exteriores y Culto y la embajada argentina en China, firmaron junto con la Aduana china los protocolos que establecen la autorización de la exportación de carne bovina enfriada con y sin hueso y congelada con hueso, y de productos pancreáticos para uso industrial.
Al respecto, el ministro Etchevehere destacó que “la conclusión de estas negociaciones fueron posibles gracias a la consolidación de los lazos bilaterales, el incremento de la confianza y el esfuerzo realizado por ambos equipos técnicos, alcanzando un importante acuerdo que nos permitirá diversificar y aumentar las exportaciones nacionales a China, , principal destino de productos agroindustriales de nuestro país”.
En un comunicado, el titular de la cartera de Agroindustria destacó que “se abre una oportunidad única para el sector, ya que generará mayor creación de empleo a toda la cadena e incrementará la producción ganadera”.
Por otro lado, se acordó que en las próximas semanas se concluirá con el protocolo de acceso para equinos en pie en pos de retomar las exportaciones, y con el de semen y embriones bovinos, de acuerdo con lo conversado la semana pasada en la visita a China del presidente de Senasa, Ricardo Negri, quien mantuvo reuniones con los directores generales de los departamentos de inocuidad y cuarentena.
En este último caso, se avanzará directamente por canales administrativos con el ajuste de los certificados veterinarios para hacer operativo el comercio rápidamente.
En base al intercambio mantenido con la Aduana de China en los últimos días, se fijaron prioridades de trabajo con miras a la visita a fin de año del Presidente XI Jinping a Buenos Aires por G20 para firmar un Protocolo de doble vía para carne de cerdo, cerezas y de miel, y se acordó cerrar en noviembre el Protocolo de ovinos y caprinos de la Patagonia.
Por último, se transmitió el interés de la Argentina de concluir en breve la negociación de bovinos en pie, trigo, arroz, limones, garbanzos y porotos; y se propuso realizar la primera visita de pre-inspección de embarques de la primera exportación de arvejas secas y arándanos, y agilizar el proceso el registro de nuevos frigoríficos de carne aviar y vacuna.
China, junto con la Unión Europea, es uno de los principales destinos de las exportaciones agroindustriales argentinas, habiendo exportado al país asiático 7.124.692 toneladas por U$S 3.596 millones en el 2017, mientras que a la UE se vendieron 13.615.970 toneladas por U$S 7.027 millones.
La carne bovina congelada deshuesada se transformó en el segundo producto de mayor relevancia en las exportaciones argentinas a China, con valores cercanos a los US$ 400 millones (China importa US$ 2.200 millones anuales de este producto).