ARGENTINA PUEDE BAJAR AÚN MÁS SUS PRECIOS DE ENERGÍAS RENOVABLES

28

El titular de la Cámara Argentina de Energías Renovables (Cader), Marcelo Álvarez, aseguró hoy que el país “tiene buen margen para bajar aún más el precio de la energía de fuentes sustentables, en tanto mantenga garantías solventes, reduzca las tasas de financiamiento y se consolide con un aprendizaje de proyectos más ajustados a la realidad local”.
Álvarez lo expresó en diálogo con Télam, luego de que el Gobierno nacional lanzara la Ronda 2 del Programa Renovar, para la cual ofrece la adjudicación de 1.200 megavatios de generación eléctrica a partir de fuentes renovables divididas por regiones y por tecnologías.
“Es muy positivo que el Gobierno siga intentando cumplir las metas de la Ley 27.191 con el lanzamiento de esta nueva ronda que que va a generar mayor inversión y mejores proyectos”, afirmó el directivo, aunque planteó que esta nueva instancia se lanza “cuando aún no se comenzaron a construir los parques de las rondas 1 y 1.5”.
Para Álvarez, el riesgo de la proximidad entre las distintas rondas es que las futuras iniciativas “presionen sobre los mismos financiadores de aquellos que aún no cerraron sus proyectos” pero admitió que el de las energías renovables “es de los pocos rubros que generan inversión neta en la Argentina y semejante interés no se podía desaprovechar”.
Como partícipe del sector, el titular de la Cader también resaltó que “también va en la dirección correcta la decisión de regionalizar la oferta para no concentrar todos los proyectos en las zonas de máximo rendimiento y abre el juego a distintas economías locales, aunque el precio máximo también debería atender estas diferencias”.
“El precio máximo publicado que antes se hacía en sobre cerrado, porque veníamos de un mercado de altísimos precios, agrega información al inversor para que no pierda tiempo ni dinero en el desarrollo de un proyecto que no va a ser considerado”, explicó al plantar para próximas rondas la posibilidad de impulsar una regionalización por provincias
Sobre los proyectos que están aún pendientes de la firma de contratos tras la adjudicación de la ronda 1.5, Álvarez planteó que “los números a veces tienen correlato con lo proyectado y a veces se corren para arriba o para abajo; en este caso, muchos de los dueños de proyectos de capitales internacionales proyectaron costos globales para instalarse en el país y no resultaron realistas”.
Al referirse a la evolución de los precios de la energía de los nuevos proyectos, Alvarez afirmó que en la Argentina “hay que trabajar para mejorarlos” y esta Ronda 2 seguramente podrá marcar valores a la baja y más aún en las futuras rondas 3 y 4, por lo que se puede afirmar que “aún el sistema no llegó a su piso”.
Además de los costos locales y los de financiación -por los cuales un proyecto en Argentina enfrenta tasas del 7 y 7,5% respecto a las de 4% de los países de la región-, el directivo de Cader también resaltó la importancia de contar con las garantías del Banco Mundial, sin las cuales las condiciones en la Argentina serían mucho más complicadas”.
“Es indudable que Argentina no encontró el piso de sus precios”, afirmó Álvarez, pero también advirtió que “si no se prorrogan los plazos de los aranceles de importación para los equipos de generación que cae a fin de año, en 2018 es muy probable que los precios entren en una meseta y encuentren su precio de referencia en la Ronda 1.5”.
No obstante, en caso de mantener las actuales condiciones de incentivo, más el aprendizaje y el desarrollo de proyectos más solventes y realistas, “la ronda 2, la 3 y la 4 serán siempre a la baja, como indica la lógica de cualquier otro mercado”, aseguró.
De concretarse la adjudicación de los 1.200 Mw de la nueva subasta, se podrían concretar inversiones en torno a los 1.800 millones de dólares coincidió Alvarez, con entrada en funcionamiento a mediados de 2019.