Las perspectivas del turismo mundial pospandemia lo muestran como una actividad más costosa, debido a los nuevos estándares de seguridad sanitaria y el menor volumen de viajeros, sin embargo los prestadores argentinos buscan formas de mantener las tarifas o compensarlas con mayores servicios.


Debido al coronavirus, se estima un alza del 50% en los boletos aéreos, no volverán algunos servicios que abarataban costos al viajero, como los lowcost y los alquileres informales, en especial los que se compartía una vivienda con sus dueños u otros huéspedes, que eran los más económicos.

(Fuente: Télam)