ANZORREGUY SEGUIRÁ SIENDO JUZGADO POR ENCUBRIMIENTO

El ex titular de la SIDE Hugo Anzorreguy (79) seguirá siendo juzgado por el encubrimiento del atentado a la AMIA porque está en condiciones de afrontar el proceso, según determinó el Tribunal que lleva adelante el juicio que comenzó en agosto de 2015.
Los jueces del Tribunal Oral Federal (TOF) 6 decidieron “no hacer al pedido de suspensión del proceso por incapacidad” presentado por la defensa de Anzorreguy, según consta en el fallo al que accedió Télam.
Los abogados de Anzorreguy habían manifestado que su defendido, que no asistió a ninguna audiencia del juicio que lleva más dos años, no estaba en condiciones de asistir al proceso pero los jueces lo sometieron a pruebas médicas y determinaron lo contrario.
“No se manifiesta en Anzorreguy un deterioro cognitivo que por su magnitud afecte su capacidad de discernimiento, y por lo tanto incapacitante para estar en juicio y ejercer su defensa material”, sostuvieron los jueces Jorge Gorini, Karina Perilli y Néstor Costabel.
“La depresión afectiva reactiva situacional que padece no deja de ser una respuesta lógica, de una persona de su nivel intelectual y formación, a la situación de stress y angustia que le provoca el estar imputado” por encubrir el atentado, sostuvieron.
Los magistrados llegaron a esa conclusión tras escuchar a los peritos del Cuerpo Médico Forense, a los de las querellas y a los de la defensa y se lo comunicaron hoy a todas las partes en los tribunales federales de Comodoro Py, en el barrio porteño de Retiro.
En el juicio oral por el encubrimiento del atentado ocurrido el 18 de julio de 1994 se juzga el supuesto desvío intencional de la investigación y están imputados, además de Anzorreguy, el ex presidente Carlos Menem y el ex juez Juan José Galeano, entre otros.
Anzorreguy está acusado de haber formado parte de la maniobra a través de la cual se le pagaron 400 mil dólares al reducidor de autos Carlos Telleldín para que diera una versión falsa sobre el destino de un vehículo modelo Trafic que pasó por sus manos e incriminara a un grupo de policías bonaerenses.
El ex jefe de la Side es investigado por peculado, por el pago a Telleldín, por abuso de autoridad, falsedad ideológica y encubrimiento, este último como partícipe necesario.
Anzorreguy no participó, ni siquiera, de la primera audiencia del juicio a la que debía asistir para escuchar la imputación en su contra: la siguió vía teleconferencia (que se cortó) desde una habitación del Sanatorio Otamendi donde estaba internado por una infección producto de una operación que informó solo dos días antes.