ANUNCIARON QUE LAS FACTURAS DE GAS SE PODRÁN PAGAR EN CUOTAS Y LA OPOSICIÓN MANIFESTÓ SU RECHAZO

Los jefes parlamentarios de Cambiemos acordaron hoy con el Gobierno que los aumentos en las facturas de gas del invierno se podrán pagar durante el verano, en los tres bimestres de menor consumo, con el fin de aliviar el impacto del alza, en tanto que la propuesta fue rechazada por los bloques de Diputados del kirchnerismo y del Frente Renovador, además de la CGT.
Al término del encuentro en la Casa Rosada -que encabezó el jefe de Gabinete, Marcos Peña- el jefe del Interbloque de Cambiemos, el diputado Mario Negri, explicó que lo que se acordó fue un “aplanamiento de las tarifas” de gas para los períodos de mayor consumo, cuyo aumento se prorrateará en los meses de verano, en forma optativa.
El titular de la UCR y gobernador de Mendoza, Alfredo Cornejo, dijo que “fue oportuno lo que el radicalismo le propuso” al presidente Mauricio Macri, con quién se reunió antes del encuentro que siguió con el jefe de Gabinete, Marcos Peña, el vicejefe Mario Quintana, el ministro de Energía, Juan José Aranguren; el titular de la Cámara de Diputados, Emilio Monzó y el presidente provisional del Senado, Federico Pinedo, en la Casa de Gobierno.
Cornejo elogió “el espíritu de escuchar diferencias” del Presidente y aseguró que es el “garante de este progreso económico”.
“Es sencillo: creemos que tenemos que ser considerados como parte indisoluble de Cambiemos”, dejó en claro Cornejo, al referirse al rol de la UCR en el gobierno de la coalición oficialista.
Tras ambos encuentros fue Negri -secundado por su par de la Coalición Cívica Juan Manuel López (en representación de Elisa Carrió), y el jefe del bloque del PRO en la Cámara baja, Nicolás Massot- el encargado de anunciar la modificación en el pago de las tarifas de gas.
Negri precisó que se dará la posibilidad de aplanar las tarifas del primer bimestre de más alto consumo de gas y prorratearlo en los bimestres subsiguientes. Al mismo tiempo ratificó la vigencia de la tarifa social y dijo que se impulsará una campaña para el uso racional de gas.
Respecto de las tarifas de electricidad, en tanto, se acordó también avanzar en los próximos días, para dar tiempo a que el radicalismo presente una propuesta, tal como lo hizo con el gas.
En ese marco, el bloque de diputados del Frente para la Victoria, que preside Agustín Rossi, dijo que “es una tomada de pelo a los argentinos, agobiados por la suba de tarifas. Desdoblar la factura y dar cuotas con interés no resuelve el principal dolor de cabeza que tienen hoy las familias, las Pymes y los comercios”, sentenció.
Por su parte, la bancada del Frente Renovador, que orienta Graciela Camaño, consideró que el Gobierno “ha pateado para adelante el problema del aumento de las tarifas” y advirtió: “No tenemos porqué convertir a los usuarios en deudores de empresas que no hicieron ningún esfuerzo y fueron cómplices de la situación de colapso energético en la que se encuentra el país”.
La CGT también rechazó la propuesta y advirtió que “el factor social y el deterioro de los ingresos de los ciudadanos no fueron tomados en cuenta a la hora de actualizar” los montos.
Por otra parte, el bloque de senadores peronistas que preside Miguel Ángel Pichetto, presentó un proyecto de ley que propone que las subas de las tarifas de los servicios públicos “no excedan el coeficiente de variación salarial” y sean aplicadas siguiendo “una revisión gradual”.
En los fundamentos ratifican que “era necesario un incremento tarifario” pero “nunca en el sentido recorrido que aumentó exponencialmente las ganancias de la empresas del sector y tornó impagables la facturas para una cantidad muy significativas de los hogares argentinos”.
En relación al tema tarifario, la justicia federal de La Plata admitió tramitar una nueva demanda colectiva contra la última suba del gas para los usuarios residenciales de todo el país, al hacer lugar a un recurso de amparo presentado por la asociación civil Centro de Estudios para la Promoción de la Igualdad y la Solidaridad (Cepis).
Asimismo esta noche se realizaba la denominada “marcha de las velas” organizada por representantes de la denominada “Multisectorial contra el Tarifazo”, en la que confluyen representantes del kirchnerismo y organizaciones sociales y sindicales, entre el Congreso y el Obelisco, para reclamar contra los aumentos de tarifas y “la política de ajuste del Gobierno”.