ANALIZAN EL POTENCIAL DE ORO, PLATA, COBRE Y MOLIBDENO EN OTROS TRES DEPARTAMENTOS DE SAN JUAN

22

El Servicio Geológico Minero Argentino (Segemar) prevé contar antes de fin de año al menos con un nuevo informe sobre el potencial de explotación metalífera en San Juan, y el más avanzado es el referido a la localidad de Jáchal, luego de que la semana pasada presentó un estudio que identificó 23 áreas en el departamento de Iglesia con altas probabilidades de transformarse con el desarrollo de nuevos yacimientos.
El titular del organismo, Julio Ríos Gómez, dijo a Télam que “San Juan es una de las primeras experiencias que reflejan la dimensión técnica de lo que podemos hacer” y anticipó que “dentro de poco tendremos en valor 42.000 artículos, informes y trabajos del Segemar a lo largo de 113 edades de historia, que nunca fueron puestos en consideración de la gente y estarán a disponibilidad en la web”.
El mapa minero de Jáchal, en el centro norte de la provincia, a 159 kilómetros de la capital, está avanzado en un 70%, según anticipó a la prensa provincial el ministro de Minería, Alberto Hensel.
Tras la conclusión de los relevamientos geológicos de los departamentos de Iglesia y de Jáchal, el Segemar espera proseguir con el de Calingasta, en el extremo sudoeste de la provincia y en el límite con Chile, donde el organismo tiene ya listo el 50% de su tarea.
La expectativa de los funcionarios, y de las empresas del sector, es avanzar en las prospecciones en esos tres distritos para confirmar en forma fehaciente el potencial de extracción y dar pie a nuevos proyectos de minería metalífera de oro, plata, cobre y molibdeno.
En Calingasta, en particular (sitio conocido por incluir al Valle de la Luna), el gobierno provincial espera sumar información para evaluar si se puede retomar la producción de sulfato de aluminio, insumo para la potabilización de agua, cuya extracción fue suspendida desde 2007 y hasta entonces había sido importante fuente de empleo.
A los tres departamentos sanjuaninos en los que el Segemar ya realiza estudios, luego de un convenio firmado con el gobernador Sergio Uñac, se sumará el de Valle Fértil, en el centro oeste provincial.
En este caso, anticipó el ministro Hensel al referirse al monitoreo geológico, “hay una duplicidad metalífera y no metalífera”, y el relevamiento ya está concluido en un 35%.
La confección de bases de datos actualizadas apunta a brindar información fidedigna para quienes estén interesados invertir en San Juan, destacaron las autoridades provinciales.
El Segemar destacó al respecto que cuenta con elementos cartográficos, datos de riesgo geológico y ambientales, por lo que puede ofrecer, además de los estudios ya conocidos, elementos indirectos utilizados para la prospección, a fin de determinar las potencialidades de cada área.
En el caso de Iglesia, con una superficie total de 18.000 kilómetros cuadrados, las áreas posibles de explotación superan los 650 km2, con alta mineralización, especialmente metalífera.
En ese departamento se encuentra en explotación la mina de oro y plata Veladero, bajo la operación de la canadiense Barrick Gold y la china Shandong Gold, que en estos días retoma su actividad tras inversiones en seguridad que le permitieron sortear la orden judicial de suspensión dictada en junio.
En Iglesia se encuentra además el proyecto binacional, aún a mitad de construcción, Pascua Lama, y hay al menos media docena de prospectos a punto de iniciar su desarrollo, con entusiastas pronósticos de riquezas auríferas.