AMPLIO TRIUNFO DEL VOTO NULO EN LA ELECCIÓN DE JUECES Y MORALES CUESTIONÓ A EX PRESIDENTES

12

El voto nulo que promovía la oposición superó el 53 % en las elecciones de jueces celebradas ayer en Bolivia, según información del Tribunal Supremo Electoral (TSE), aunque los nuevos magistrados fueron electos con más del 30% de los sufragios válidos.
El alto porcentaje de votos nulos fue el escalón en donde hicieron pie varios ex presidentes de Bolivia, como Carlos “Tuto” Moreno, Gonzalo Sánchez de Losada y Carlos Mesa para interpretar el comicio como una derrota del oficialista, con la mira puesta en la decisión de Evo Morales de postularse para un nuevo período.
“Presidentes, vicepresidentes que ganaron (sus cargos) con 21, 22 por ciento ahora cuestionan más del 30 por ciento de votos válidos. ¿Con qué moral, qué autoridad pueden cuestionar eso?”, remarcó Morales, citado por la agencia ABI, al rechazar la lectura de su antecesores.
El mandatario afirmó, además, que la derecha fracasó en su intento de hacer boicotear las elecciones judiciales, que convocó casi al 80% de participación de 6,4 millones de ciudadanos inscritos en el padrón electoral.
De acuerdo con la presidente del TSE, Kathia Uriona, el voto válido, con que se seleccionó por simple mayoría a las 26 nuevas autoridades del Tribunal Agro Ambiental, del Consejo de la Magistratura, del Tribunal Supremo de Justicia y del Tribunal Constitucional Plurinacional, se ubicó entre el 31 y el 33%.
El gobierno boliviano defendió la legitimidad de los comicios pese a los resultados, mientras la oposición se atribuyó una victoria al plantear estas elecciones como un plebiscito sobre el fallo judicial que hace pocos días habilitó al presidente Evo Morales para buscar un cuarto mandato consecutivo en los comicios de 2019.
No obstante, los opositores habían instado inicialmente a votar nulo al considerar que los candidatos, elegidos por la mayoría oficialista en el Parlamento, responderán directamente al Ejecutivo y no serán garantía de una Justicia independiente.
Las de ayer fueron las segundas elecciones judiciales de la historia de Bolivia, en las que participó un 78% de los 6,4 millones de ciudadanos inscriptos en el padrón, lejos de la abstención que caracterizaron las primeras, a fines de 2011, de casi el 40%.
El voto en blanco se movió ayer entre el 12 y 13% de la votación.
“Somos el único país en el mundo donde el pueblo vota por sus jueces; con la participación del pueblo en elecciones judiciales empezamos a descolonizar el derecho y democratizar la Justicia”, destacó el presidente Morales.
“Cuestionar que solamente van a ser (autoridades de) Justicia con más del 30 por ciento me parece un error (…). Hablando de votos, en el Tribunal Agroambiental, las autoridades electas, van a administrar con 661.520 votos hasta ahora y (el ex presidente) Jaime Paz Zamora, en el año 1989, gobernó con 300.000 votos”, comparó en una conferencia de prensa.
“Antes lo gobiernos neoliberales, que vienen también algunos de las dictaduras militares, bajo la conducción de la embajada de Estados Unidos, se elegía a puertas cerradas”; ahora “aquí no hay elección a puertas cerradas, aquí no hay un mandamás como la embajada de Estados unidos que pueda vetar a algunos candidatos y candidatas”, concluyó el mandatario.
Por el contrario, los principales líderes de la oposición celebraron como un triunfo el porcentaje del voto nulo y lo consideraron una respuesta al fallo del Tribunal Constitucional que habilitó la nueva candidatura de Morales.
Mesa (presidente entre 2003 y 2005) señaló en Twitter que los resultados son un “mensaje sobre la deriva” de la democracia y el “descrédito” de la Justicia boliviana.
“Se impone que respete la soberanía popular, expresada de nuevo con contundencia”, agregó, en alusión al referendo de febrero de 2016 donde el 51% de los votantes rechazó una nueva postulación del líder indígena.
En tanto, el líder de la derechista Unidad Nacional (UN), Samuel Doria Medina, consideró que el gobernante “ya no tiene la mayoría y por eso recurre a la fuerza y a la trampa para perpetuarse en el poder”, recogió la agencia de noticias EFE.
“Con el aliento de esta victoria, nos llenamos de fuerza para seguir rechazando el caudillismo y construir una Bolivia sin ventajistas, corruptos y autoritarios”, añadió.
Los primeros datos difundidos por el TSE con el 81,5 % de las actas verificadas dan cuenta de que el 53,75 % de los votos fueron nulos, el 33,3 % válidos y el 12,9 % blancos en el caso del Tribunal Agroambiental, en tanto para el Consejo de la Magistratura, los votos nulos llegaron al 53,66 %, los válidos a 31,1 % y los blancos a 15,2 %.