El presidente electo Alberto Fernández homenajeó al ex mandatario Raúl Alfonsín y lo definió como un “enorme dirigente” y un jefe de Estado al que “le tocó” gobernar en “un tiempo difícil”, al encabezar un acto organizado por radicales distanciados de la conducción de la UCR, en conmemoración de un nuevo aniversario de las elecciones de 1983.


Fernández sostuvo que Alfonsín fue un “enorme dirigente y un gran presidente que le tocó un tiempo difícil”, al advertir que “muchos lo juzgaron porque el día lunes todos sabemos cómo salió el partido, pero jugar el partido es otra historia, y el tiempo que le tocó fue muy difícil”, dijo en referencia a la recuperación democrática.

(Fuente: Télam)