AL MENOS DOS MUERTOS Y MÁS DE 170 DETENIDOS EN OTRA JORNADA VIOLENTA EN VENEZUELA

29

Dos muertos confirmados por el Ministerio Público (MP), otro más reportado por una legisladora, varios heridos y más de 170 detenidos fue el saldo de una nueva jornada violenta en Venezuela, donde tropas militares reprimieron a ciudadanos que protestaban contra el gobierno en medio de la huelga general convocada por la oposición política.
Ronney Tejera, de 24 años, murió al ser baleado mientras participaba de una manifestación contra el gobierno en Los Teques, la capital del estado Miranda, en un incidente en el que fueron heridas otras tres personas, informó el MP en un comunicado publicado en su sitio web.
En tanto, Andrés Uzcátegui, de 23, fue asesinado a balazos en Valencia, la capital del estado Carabobo, en un episodio en el que también resultaron heridas seis personas, consignó el MP en otra nota de prensa.
De ese modo, llegó a 98 la cantidad de víctimas fatales computadas por el MP en el contexto de las protestas callejeras que vienen realizándose desde principios de abril, en las que se registraron más de 1.500 heridos, según la misma fuente.
Asimismo, un hombre llamado Juan Moleiro murió de un infarto luego de que efectivos de la Guardia Nacional Bolivariana (GNB, policía militar) lanzaran una bomba de gas lacrimógeno dentro de su casa, en el estado Aragua, aseguró la diputada Karin Salanova.
Hasta última hora de esta tarde, el MP no había corroborado el deceso de Moleiro.
Mientras tanto, por lo menos 173 personas fueron detenidas durante las protestas realizadas en el contexto del paro cívico convocado por la coalición opositora Mesa de la Unidad Democrática (MUD), informó la ONG Foro Penal Venezolano (FPV).
Las mayores cantidades de arrestos se registraron en el poderoso estado petrolero Zulia, con 76; el estado insular Nueva Esparta, con 43, y Caracas, con 10.
Sin embargo, una hora y media después de haber divulgado esa informe, el director ejecutivo del FPV, Alfredo Romero, aseguró en su cuenta de Twitter que a las 19 (las 20 en la Argentina) ya había “más de 100 detenidos” solo en Zulia.
La MUD convocó a una huelga general por 24 horas a partir de las 6 de hoy como parte de la llamada “hora cero”, la estrategia de protesta puesta en marcha este lunes, un día después de la consulta popular en la que 98% de los más de 7,5 millones de ciudadanos que votaron se pronunció contra la iniciativa oficial de convocar a una asamblea constituyente.
La alianza opositora exhortó a los ciudadanos a que cesaran sus actividades laborales y comerciales, y a que bloquearan calles y avenidas en todo el territorio venezolano.
La jornada de huelga y los cortes de calles tuvieron niveles dispares de acatamiento según las diversas zonas del país.
La MUD estimó en 85% el grado de adhesión a la medida de fuerza, según afirmó el primer vicepresidente de la Asamblea Nacional (parlamento unicameral), Freddy Guevara, en conferencia de prensa.
La huelga “ha marcado un precedente en nuestro país” y ha sido “una jornada histórica que es la continuación perfecta de lo que fue el desafío político y de desobediencia civil del pasado domingo”, sostuvo Guevara.
En varios lugares, vecinos y medios de comunicación reportaron la intervención de tropas de la GNB con el propósito de desbloquear las calles, principalmente en las mayores ciudades del país, como Caracas y Maracaibo, Valencia, Mérida y San Cristóbal, capitales de los estados Zulia, Carabobo, Mérida y Táchira, respectivamente.
En extensas zonas del oeste de Caracas, como Altamira y Los Ruices, efectivos de la GNB permanecieron durante horas reprimiendo a los manifestantes con balas de goma y bombas de gas lacrimógeno, y en otras, como Montalbán y El Paraíso, esa tarea estuvo a cargo de “colectivos”, como se denomina a grupos paramilitares, describió el diario El Nacional.
Por otra parte, Guevara convocó a la ciudadanía a concentrarse mañana en la plaza Alfredo Sadel, en el oeste de Caracas, para apoyar el acto en el que la Asamblea designará y tomará juramento a 33 jueces -13 titulares y 20 suplentes- del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ).
La mayoría opositora de la Asamblea nombró a esos magistrados para reemplazar a los que en diciembre de 2015 fueron designados por la mayoría chavista saliente entonces y de manera irregular según sus adversarios.
El parlamento y el Poder Judicial son los rostros principales del conflicto institucional que Venezuela sufre desde enero de 2016, cuando asumieron los diputados electos un mes antes y por primera vez desde la llegada del chavismo al gobierno, en 1999, ese sector perdió el control de alguno de los poderes públicos.
Desde entonces, con el TSJ como ariete y con su control también de los poderes Ejecutivo, Electoral y Ciudadano, el chavismo desconoció las resoluciones de la Asamblea y neutralizó su impacto.