El Consejo Profesional de Arquitectura y Urbanismo (CPAU) alertó que las “indefiniciones” generadas por el cambio de los códigos Urbanístico y de Edificación en la ciudad de Buenos Aires impiden la ejecución de unas 2.000 obras por un costo estimado en 1.600 millones de dólares.


El CPAU, organismo que regula la práctica profesional en la ciudad y en lugares de jurisdicción nacional, aseguró que tras ocho meses desde la puesta en vigencia de los nuevos códigos Urbanístico y de Edificación “las dificultades para interpretarlos y reglamentarlos por parte del Gobierno porteñopersisten y se acrecientan”.


Ante esta coyuntura el Consejo consideró necesario “integrar un cuadro técnico específico para atender la actual demanda”, al insistir que estos motivos impiden el registro de nuevas obras a construir.

(Fuente: Télam)