ADVIERTEN QUE VENEZUELA AFRONTA UN ESCENARIO DE RUPTURA INSTITUCIONAL Y VIOLENCIA PERMANENTE

20

Luego de la masiva consulta popular celebrada el domingo por la oposición al gobierno de Nicolás Maduro, Venezuela se enfrenta a un escenario dominado por la tensión que puede conducir a la ruptura institucional y a escenarios de violencia permanente, coinciden hoy analistas consultados por Télam.
La opositora Mesa de la Unidad Democrática (MUD) anunció el lunes una escalada del conflicto con la activación de la denominada “hora cero”, que incluye una huelga general por 24 horas prevista para el jueves próximo si el gobierno no deja sin efecto la elección de la Asamblea Nacional Constituyente (ANC) convocada para el 30 de julio.
A su vez, Maduro tachó a la consulta de inconstitucional y ratificó la convocatoria “a una constituyente por la independencia y soberanía”. “Que Europa diga lo que quiera decir, no nos importa lo que diga Europa. Los imperios del mundo pretenden amenazar a Venezuela y darnos órdenes”, denunció.
Varios gobiernos extranjeros, entre ellos los de Argentina, Estados Unidos, Brasil y España y la Unión Europea, reconocieron la validez de la consulta opositora y pidieron a Maduro que revise su decisión de reformar la Constitución.
“Las dos partes no se hablan, no se entienden, y lo que es peor, no se miran ni se escuchan”, advirtió el consultor Benjamín Tripier a Télam.
“Cada uno cree que el otro está a punto de derrumbarse y actúa como si eso fuera cierto. Y no lo es, ni el gobierno va a frenar su proyecto constituyente ni la oposición va a abandonar la presión para que se suspenda y para que se vaya por elecciones”, subrayó.
El analista sostiene que una posible negociación no es inminente. “Tal vez esta sea posible con actores diferentes y muy posiblemente con mediadores que no respondan a una parte o a la otra. Necesariamente va a haber que negociar y tendremos que ir a una transición, pero no porque una parte le haya ganado a la otra sino porque hay que arreglar un país que ya está casi destruido”.
Por su parte, el analista político Jesús Seguías puntualizó a Télam que el objetivo de los factores en pugna debería ser la convocatoria a un gobierno de unidad nacional en donde esté representado todo el país, “incluso el chavismo democrático”.
“El gobierno debe dar paso, de manera voluntaria, a uno unitario. Es su mejor carta y le convendría un repliegue táctico”, sugirió.
Consideró además que la oposición “tiene que analizar la coyuntura con cabeza fría y con sabiduría y tomar decisiones trascendentales, como iniciar una negociación con el gobierno. Venezuela no soporta más muertos y ambos bandos deben hacer esfuerzos para iniciar una transición”.
Según las fuerzas opositoras, 7.186.170 venezolanos participaron de la consulta del domingo pasado, en la que el 98% rechazó la ANC que impulsa el gobierno.
Maduro expresó su disposición al diálogo para lograr un acuerdo nacional, pero acusó a la oposición de no querer hacerlo. “El tiempo se les va, los estoy llamando para dialogar desde hace meses. Pero las divisiones entre ellos no los dejan”, aseguró el mandatario.
Desde la dirigencia opositora señalaron que sólo admitirán una ronda de negociaciones si se suspende la ANC. El diputado Freddy Guevara dijo a la prensa local que “estamos dispuestos a discutir sin manipulaciones (…) Si el régimen quiere el camino de paz, debe detener el proceso constituyente”.
Tripier aseguró que el hecho de que hasta ahora no haya ningún ganador en más de 100 días de protestas, 95 muertes y un plebiscito, “viene dado por la paridad de fuerzas.
“Apoyando al sector oficial está el 25% de los venezolanos, las instituciones del gobierno, el Tribunal Supremo de Justicia, el Consejo Nacional Electoral, Petróleos de Venezuela y las Fuerzas Armadas”, añadió el consultor.
Mientras que en la oposición está la Asamblea Nacional “en condiciones precarias, la Fiscalía General de la República, bajo ataque, y el 75% de los venezolanos movilizados y con un sentido claro de lo que no quieren”, comentó.
Para Seguías, cualquier proceso de negociación “pasa porque el oficialismo y sus contrarios tengan mucho músculo y reconozcan al mismo tiempo que nadie puede pulverizar al otro. Por eso, la oposición está obligada a dar demostraciones de fuerza tanto en la Asamblea Nacional como en la calle. Al gobierno le corresponde hacer lo mismo”.
Sobre la convocatoria a huelga general para el jueves próximo, el analista opinó que “es llover sobre mojado”, porque el país ya está paralizado desde hace tiempo. Nada funciona normal”.