El Banco Interamericano de Desarrollo (BID) aprobó un préstamo contingente por US$ 300 millones, que permitiría a la Argentina acceder a fondos en el caso de ayudas especiales por eventuales inundaciones y terremotos, y con el objetivo de mitigar los efectos que estos desastres naturales puedan ocasionar sobre las finanzas públicas del país.

“Los fondos fueron aprobados bajo la modalidad de Facilidad de Crédito Contingente para Emergencias por Desastres Naturales, una herramienta innovadora del BID que fomenta el enfoque integrado de gestión nanciera de riesgos basado en la planicación y el nanciamiento anticipado”, informaron desde Hacienda.

(Fuente: Télam)