Repartidores de las aplicaciones Glovo, Rappi y Pedidos Ya continuaban
trabajando sin sus uniformes y eludiendo los controles de la Policía de la Ciudad, que labran infracciones desde principios de agosto por una medida judicial que intima a las empresas a que sus trabajadores cumplan con todas las normas de seguridad.


Si bien los trabajadores argentinos de estas aplicaciones que cuenten con la documentación al día trabajan sin inconvenientes, una gran cantidad de migrantes venezolanos arribados a nuestro país en los últimos meses deben circular de manera clandestina ya que aún no lograron tramitar la libreta sanitaria que exige el fallo.

(Fuente: Télam)