La dirigente social Milagro Sala realizó duras declaraciones contra el gobierno nacional, al cumplirse 1000 días de su detención: “Estamos viviendo en una dictadura”, al tiempo que señaló: “Mi encarcelamiento es una vergüenza nacional”.

En diálogo con El Destape Radio, Sala aseguró sobre su detención: “A medida que pasan los días buscan darme más y más para quebrarme”.  Y cargó contra el Ministro de Justicia de la Nación: “Si Garavano no cree en la prisión preventiva, debería liberar a los presos políticos”.

También, subrayó que “Carrio quiere ser la Bolsonaro de Argentina”, y concluyó: “Hoy no está gobernando Macri, está gobernando el FMI”.