La humanidad está en su pico máximo de vuelos en la historia. A diario, alrededor de 12 millones de pasajeros* surcan los cielos para moverse de un destino a otro.

Pero, más allá de los números, ¿cómo pueden hacer todas estas personas para conseguir pasajes más baratos, sin perder confort o sin la necesidad de soportar escalas imposibles? A continuación, algunas recomendaciones para los viajeros.

Reservar con tiempo

Planificar es la clave de este ejercicio. Para aquellos viajeros que están buscando precios baratos, lo mejor es hacerlo con el mayor tiempo de anticipación. En el caso de los viajes intercontinentales, se recomienda un mínimo de seis meses previos a la fecha de salida. Esto se explica muy simple: Ley de oferta y demanda. A mayor cercanía con la fecha del vuelo, menos plazas. A menor cantidad de lugares disponibles, mayor es su precio.

Encontrar vuelos más baratos

Sumado al ítem anterior, al momento de planificar un viaje, lo recomendable es buscar vuelos en una franja de un mes. De esa manera, el viajero no se atará a una fecha específica -e inamovible- pudiendo encontrar ofertas más económicas en otros días, que se ajusten mejor a sus presupuesto.

Fuera de temporada

Cada sitio tiene su propio “mejor momento” en el año. Los de ski, por ejemplo, explotan en invierno pero son más accesibles en verano. Eso no priva a nadie de disfrutar de los paisajes montañosos, ríos y lagos típicos en épocas no invernales. La variación de precios entre la considerada “temporada alta” y la “temporada baja” puede ser de hasta el doble, por lo que acudir durante esta última es una buena opción si el objetivo es recorrer y conocer lugares nuevos. Además, tiene un plus: en los lugares muy turísticos, suele haber menos gente y hasta desciende radicalmente el precio de la hotelería.

Los horarios, otro tema a considerar

Muchas compañías liberan espacio de horas pico en la medida que ofrecen alternativas para más bolsillos. Esto puede ser muy bien aprovechado por los viajeros, ya que salir en un vuelo, por ejemplo, a las 3 AM será considerablemente más económico que uno que despega a las 9. Lo que sí, es recomendable hacer bien los cálculos y considerar si lo que se ahorra en el precio del pasaje en avión no se pierde en taxis u otros medios de traslado, por no contar con transporte público en el horario de partida.

Small Data: Conseguir el mejor asiento

Existen en Internet sitios que ayudan a los viajeros a elegir la mejor ubicación del avión. Todo lo que hay que hacer es cargar la aerolínea elegida, el número de vuelo, la fecha y se mostrará un mapa del interior de la aeronave. Allí, los viajeros podrán conocer, por ejemplo, si hay enchufes, Wi-Fi, espacio entre filas, catering en vuelo, entre otras variables.

Más allá de estos consejos, Almundo acaba de lanzar otra edición de Semana Visa, para que más personas puedan tener la oportunidad de viajar. Desde el 29 de julio hasta el 1ro de agosto habrá: $4.000 de regalo en vuelos a Europa con Aerolíneas Argentinas y Air Europa; $3.000 de regalo en vuelos a USA con Aerolíneas Argentinas y Latam Airlines; $3.000 de regalo en vuelos al Caribe con Latam Airlines; y $2.000 de regalo en vuelos a Brasil con Latam Airlines. Además, se ofrecerán 6 cuotas sin interés con VISA de todos los bancos.

“Esta alianza con VISA busca seguir acercando la oportunidad de viajar a cada vez más personas. Creemos que cuando alguien viaja, se conecta con el destino y especialmente, consigo mismo. Y vuelve distinto. Mejor. Este es el poder de los viajes. Este es el porqué todos los días estamos trabajando para mejorar la experiencia de nuestros clientes”, aseguróFrancisco Vigo, Country Manager de Almundo.

Actualmente, se realizan 120.000 vuelos diarios*. La industria emplea a más de 10 millones de personas alrededor del mundo* y los precios actuales son aproximadamente un 90% más baratos si se los compara con lo que costaban en la década del ’50*. Motivos para seguir viajando, entonces, sobran cada vez más.